Suzuki Swift Sport: el último hot hatch atmosférico

Se ha terminado el revolucionar los motores para sacarles el jugo...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Prueba: Ford Fiesta ST 200

El Suzuki Swift Sport es el último hot hatch atmosférico que queda en el mercado, dominado por las mecánicas de baja cilindrada auxiliadas por los turbocompresores. Ya no es necesario apretar el acelerador como si lo fuera a prohibir para exprimir al máximo un motor. Y nos da pena. Por eso queremos rendir un sentido homenaje al último soldado de un escuadrón de élite... 

Ah, el progreso. Sí, ese que nos dice que debemos construir coches eficientes, que contaminen poco y gasten lo menos posible. Y que cuanto más aburridos sean, mucho mejor. Hasta a los coches deportivos más asequibles -los conocidos como hot hatchbacksha llegado la ola del turbo, y nadie ha querido quedarse atrás... salvo Suzuki y su Swift Sport. Hasta la próxima generación. 

Probamos el Honda Civic Type R: ¡espectacular!

Sí, estimados lectores: el Suzuki Swift Sport es el último hot hatch atmosférico que se puede comprar en el mercado actual, porque su sucesor, el Suzuki Swift Sport 2018 es turbo. No lo habíais pensado, ¿verdad? Y duele. Porque un vehículo equipado con un turbocompresor contiene muchas ventajas, pero su conducción nunca ofrecerá ni de lejos a la sensación de encontrarle a un motor de aspiración natural su zona dulce, de la que no se puede caer salvo que quieras hacer el ridículo al quedar descolgado en plena aceleración. Y es que hasta el nuevo Honda Civic Type R es turbo. Los tiempos cambian. 

En la galería superior te contamos cómo va el Suzuki Swift Sport, una de las últimas pelotillas deportivas que se puede adquirir en estos momentos sin la presencia de un turbo en su vano motor. Además tiene un gran equipamiento por un precio de derribo: por poco más de 16.000 euros te llevas a casa todo un arsenal de sensaciones, sabiendo que es el último hot hatch atmosférico que queda. Aprovecha y hazte con uno. Ahora. 

Lecturas recomendadas