Te enseñamos cómo es el volante del Aston Martin Vulcan

Si nos ponemos tras el volante del Vulcan, ¿por qué no sacarlo del coche?

Ah, el Aston Martin Vulcan. Esta bestia de circuitos no nos deja de enamorar, a pesar de que lo vamos a tener tirando a complicadillo el poder ver uno en vivo y en directo. Bueno, a no ser que tengas una cuenta corriente tan saneada que te permita hacerte con uno de ocasión.

Un momento: ¿Que aún no has leído la prueba del Aston Martin Vulcan en Yas Marina?

Espera, a lo mejor eras uno de los presentes en las primeras entregas de los Vulcan que se celebraron en el Circuito de Yas Marina, en cuyo caso recibe desde aquí nuestro más cordial saludo y un respetuoso aplauso.

Hace nada te enseñábamos las 12 cosas que nos ha hecho aprender el Vulcan, como por ejemplo que a más de 300 km/h podría avanzar boca abajo sin caerse gracias al salvaje downforce que provoca. O que es probable que jamás se pare ante un semáforo por el sencillo hecho de que, en principio, no está homologado para circular por la calle.

Como nosotros hemos tenido la oportunidad de ponernos tras el volante de esta bestia de Aston Martin llamada Vulcan, hemos pensado que también podríamos cogerlo, sacarlo del coche y enseñártelo. Y eso es lo que hemos hecho. Presta atención a nuestro colega Ollie Marriage, de Top Gear UK, que nos lo cuenta desde la misma línea de meta (o salida, como lo quieras ver) de Yas Marina...

No te pierdas:

- Un preparador tiene listo un kit para hacer el Aston Martin de calle

- Este Porsche 911 GT1 Evo también estaba pensado solo para circuito. Pero al final...

Lecturas recomendadas