Pasar al contenido principal

Vídeo: dos Mustang, dos idiotas... y un mismo destino

Como darle a un mono un yoyó...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Ford Mustang... tuneado

En el vídeo que verás a continuación con dos Mustang, dos idiotas y un mismo destino comprobarás que en realidad ese pequeño rasponcito que le hiciste a la llanta de tu coche mientras lo aparcabas no era para tanto. ¿Alguna vez has probado a conducir con unas manoplas de cocina puestas? Porque de otro modo no me lo explico...

Que tu modelo más icónico y deportivo -con perdón del Ford GT- sea un auténtico éxito de ventas mes tras mes -el Mustang es el vehículo de este tipo más vendido en el mundo- trae consigo dos consecuencias inevitables: que los números te cuadren bien... y que alguna que otra unidad caiga en manos torpes. Muy torpes. A pesar de que el Ford Mustang GT sea un auténtico monstruo con ruedas capaz de hacerte sentir muy especial al volante sin que seas un auténtico experto, siempre hay gente dispuesta a poner a prueba su resistencia. A los impactos, claro está. 

¿Cómo te has quedado? Las imágenes del vídeo de dos Mustang, dos idiotas y un destino que acabas de ver fueron grabadas a la salida de una reunión de petrolheads en Scottsdale -Arizona- en la que se puede observar cómo se puede torcer una noche de sábado si te pasas de listo con el gas... ante un público ansioso por ver un buen derrape o una buena bofetada. Tras un primer trompo protagonizado por la unidad azul del principio del vídeo sin mayores consecuencias llega el momento estelar que, como todo buen número circense, siempre queda para el final de la función. Duele, ¿verdad? Pues no te pierdas en el vídeo que te dejo bajo estas líneas el espectáculo que se montó después, con más coches de Policía -aquí tienes los mejores del mundo- que una tienda de donuts con ofertas del 60%. 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear