10 síntomas en las bujías para detectar averías en el motor

Dime cómo está la bujía, y te diré qué le pasa al motor. Muchas averías son diagnosticables después de un simple vistazo a la punta de encendido de las bujías.

Motores láser: ¿se aproxima el final de las bujías?

Aquí tienes 10 síntomas en las bujías para detectar problemas en tu motor. Las bujías son un elemento fundamental para analizar el rendimiento de tu coche ya que este elemento es el encargado de hacer saltar la chispa para que se origine la explosión de la gasolina en el interior de los cilindros. Es un elemento que conviene revisar con frecuencia y ya que nos hablará del estado del motor.

A la hora de analizar los síntomas de las bujías, lo primero es asegurarse que nuestro coche está funcionando con las adecuadas. Es decir, que tienen el grado térmico que recomienda el fabricante. Una bujía con un grado térmico muy caliente puede llegar a producir autoencendido. Es decir, que el motor se apaga cuando se saca la llave y continúa dando emboladas durante unos segundos más. Aquí tienes un análisis visual de las puntas de encendido para que no las pases por alto.

 


1. Residuos de impureza

 

 

Síntomas

El motor falla cuando trabaja a un elevado régimen o cuando el coche transporta una carga pesada. Es decir, cuando se encuentra sometido a grandes esfuerzos.

Aspecto de la bujía

Aislador y electrodos recubiertos por incrustaciones, normalmente de color blanco.

Causas

Pérdidas de aceite a través de los segmentos del pistón o mala calidad de la gasolina, lo que genera residuos que se solidifican en la punta de la bujía.

Solución

Según el caso, repara posibles fugas de aceite o cambiar de marca de combustible. Es posible que tu coche necesite gasolina de 98 octanos de forma exclusiva. Consulta las recomendaciones en el manual del usuario. La bujía puede limpiarse, pero se aconseja su sustitución.

 

 

2. Depósitos de carbón
 

 

 

Síntomas

Dificultad al arrancar. Es necesario realizar varios intentos para ello. Fallos de encendido, tirones del motor y rendimiento pobre y deficiente en marchas lentas.

Aspecto de la bujía

La punta de encendido se presenta totalmente cubierta de residuos de carbón. Tiene un aspecto muy sencillo de detectar.

Causas

1. Circulación a baja velocidad durante largos períodos.

2. Mezcla aire/combustible demasiado rica.

3. Sistema de encendido defectuoso.

4. Distribuidor atrasado.

5. Bujía demasiado fría.

Solución

Del 1 al 4. Efectuar los arreglos necesarios.

5. Usa tipos de bujía más calientes.

 

 

3. Depósitos de aceite

 

 

Síntomas

Dificultad en el arranque del motor. Fallos de encendido y rendimiento deficiente en marchas lentas.

Aspecto de la bujía

La punta de encendido está engrasada, húmeda y negra. Lo reconocerás facilmente ya que tiene un aspecto que tira para atrás.

Causas

1. Segmentos del pistón con fugas y/o cilindro gastado/dañado. Lo que quiere decir que es una reparación muy cara.

2. En motores de 2 tiempos como el de los ciclomotores, la proporción de aceite y combustible está muy alta (demasiado aceite).

Solución

1. Cambia los segmentos o rectifica los cilindros. Se pueden utilizar bujías más calientes como solución temporal pero, a la larga, tendrás que realizar esta costosa reparación.

2. Utiliza la proporción adecuada de aceite/combustible.

 

 

4. Recalentamiento (A)

 

 

 

Síntomas

El motor golpea. Pérdidas de potencia a alta velocidad, en subidas o con cargas pesadas.

Aspecto de la bujía

El aislador de porcelana está blanco, vidrioso y/o brillante y los sedimentos acumulados se han fundido en la cerámica.

Causas

1. El octanaje usado es muy bajo.

2. El tiempo de encendido está excesivamente adelantado.

3. El sistema de refrigeración no funciona correctamente.

4. Mezcla aire/combustible pobre.

5. Apriete insuficiente de la bujía.

6. Bujía demasiado caliente.

Solución

Según el caso, verifica las posibles anomalías en el motor o usa bujías más frías (grado térmico más alto).

 

 

5. Recalentamiento (B)

 

 

 

Síntomas

El motor golpea, es decir, hace un ruido del tipo "toc, toc". Se producen pérdidas de potencia a alta velocidad, en subidas o con cargas pesadas.

Aspecto de la bujía

La superficie del aislador y de los electrodos está quemada y cubierta por pequeños residuos granulados.

Causas

1. Utilizas una gasolina con un octanaje muy bajo.

2. El tiempo de encendido está excesivamente adelantado.

3. El sistema de refrigeración no funciona correctamente.

4. Mezcla aire/combustible pobre.

5. Apriete insuficiente de la bujía.

6. Bujía demasiado caliente.

Solución

Según el caso, verifica las posibles anomalías en el motor o usa bujías más frías. Es decir, con un grado térmico más alto. Estas reparaciones no serán muy costosas a no ser que tengas un problema con el caudalímetro que regula la entrada de aire a los cilindros.

 

 

6. Aislador de porcelana roto

 

 

 

Síntomas

Rendimiento deficiente del motor y falla en toda la gama de revoluciones.

Aspecto de la bujía

La punta de porcelana del aislador, está rota, rajada o le falta alguna parte.

Causas

La rotura suele estar causada por un choque térmico (subida o descenso brusco de temperatura). Si la porcelana se desprende de la bujía, puede dañar cilindros, válvulas y pistones. Lo que puede suponer una avería muy costosa. El uso de herramientas inadecuadas para el ajuste entre los electrodos puede ocasionar la quiebra del aislador. Sin duda, es uno de los peores síntomas que puede tener una bujía.

Solución

Revisa los gases del motor, comprueba que no ha entrado nada a los cilindros y utiliza la herramienta adecuada para el ajuste de la distancia entre los electrodos. Ni que decir tiene que: sustituye la bujía.

 

 

7. Preignición

 

 

 

Síntomas

Gran pérdida de potencia del motor. La temperatura del agua y del aceite es muy elevada y se puede producir daños en el pistón.

Aspecto de la bujía

Electrodos fundidos. En casos graves, el electrodo central puede llegar a desaparecer y el aislador de porcelana se puede fundir. La bujía tiene un aspecto horroso y quiere una sustitución inmediata.

Causas

1. Circulación prolongada a alta velocidad.

2. El tiempo de encendido está excesivamente adelantado.

3. El sistema de refrigeración no funciona correctamente.

4. Hay focos de recalentamiento en la cámara de combustión.

5. Bujía demasiado caliente.

Solución

2 y 3. Reglar el punto de ignición y revisar el sistema de refrigeración.

4. Retirar los residuos de impurezas. Es decir, la carbonilla que pueda tener.

5. Usar bujías más frías-.

 

 

8. Óxido

 

 

 

 

Síntomas

El motor no funciona correctamente. El salto de la chispa muy débil y la explosición no se produce con potencia.

Aspecto de la bujía

El material de los electrodos aparece oxidado y en casos extremos adopta un color verdoso.

Causas

La oxidación y la corrosión pueden aparecer por varias causas: uso de combustibles de mala calidad, ambientes húmedos, vehículos sin uso durante largos periodos de tiempo… Algo muy típico en los coches clásicos que han estado parados muchos años.

Solución

Cambia los filtros de gasolina, limpia el depósito si es un coche antiguo y, por supuesto, sustituye la bujía.

 

 

9. Desgaste anormal

 

 

Síntomas

Dificultad en la puesta en marcha tanto en frío como en caliente. Pérdida de potencia del motor.

Aspecto de la bujía

Los electrodos aparecen muy gastados en la zona de salto de chispa, por lo que la distancia entre ambos es muy pronunciada.

Causas

Suele deberse a la corrosión, oxidación o reacción con el plomo existente en algunas gasolinas. No es una avería preocupante, no obstante, conviene estar atento a la evolución de este síntoma en la bujía.

Solución

Sustituye la bujía.

 

 

10. Condiciones normales

 

 

Síntomas

La bujía funciona correctamente y el motor no pega ningún tirón en toda la gama de revoluciones.

Aspecto de la bujía

La punta de la bujía suele estar recubierta de depósitos marrones y/o grisáceos. No le falta niguna parte de la cerámica ni presenta aceite ni carbonilla.

Causas

La bujía funciona correctamente. El motor presenta un rendimiento satisfactorio y el consumo de combustible es normal.

Solución

Las bujías deben seguir cierto mantenimiento. Límpialas y ajusta la distancia entre electrodos. Muy importante: respeta los intervalos de cambio.

 

Lecturas recomendadas