2,2 millones de puntadas es lo que lleva el nuevo Rolls-Royce Cullinan en su interior

Rolls-Royce Cullinan Serie II (2)

Gustavo López Sirvent

Si lo traducimos en cantidades, serían 18 kilómetros de hilo, de los que se ha encargado un artesano durante más de un año. Según la marca, "cada pieza se elabora individualmente antes de cortarla utilizando un láser especialmente desarrollado que sella el borde del material y mitiga que los hilos individuales se suelten".

¿Qué pasará por la cabeza de los ingenieros de Rolls-Royce para crear sus coches? Y en concreto, ¿qué pasará por la cabeza de esos especialistas para inventarse un interior como el del Cullinan Serie II? Estas preguntas retóricas vienen a cuento de que el nuevo SUV de lujo de la firma británica cuenta con un habitáculo digno de récord Guiness.

Duality Twill. Así se llama el diseño de los asientos del nuevo Cullinan. Está destinado a inspirarse en el logotipo RR de la empresa y utiliza una increíble cantidad de costura. Según un comunicado de Rolls-Royce, este intrincado tejido bordado se desarrolló "durante más de un año en colaboración con un maestro tejedor que ahora se ha unido a Rolls-Royce a tiempo completo".

Este bordado tan especial puede incorporar hasta 2,2 millones de puntadas y es producto de 20 horas de construcción. Si sumamos todos esos cosidos nos salen hasta 18 kilómetros de hilo. Haz cálculos geográficos en tu zona a ver hasta donde llegarías...

Según esa misma nota de prensa, "para garantizar la uniformidad en el patrón, cada pieza se elabora individualmente antes de cortarla utilizando un láser especialmente desarrollado que sella el borde del material y mitiga que los hilos individuales se suelten".

Por si fuera poco y para colmo de la exquisitez, hay un segundo acabado denominado Placed Perforation. En él, los artesanos crean detalles intrincados en la tela de los asientos haciendo pequeñas incisiones en el material. 

El patrón en el que se inspiran los manufactureros es el de las nubes sobre la casa de Rolls-Royce en Goodwood. Los datos que arroja esta plantilla también son escalofriantes: comprende hasta 107.000 perforaciones en los asientos delanteros y traseros de de 0,8 y 1,2 milímetros controladas cada una de ellas por el artesano citado anteriormente.

Rolls-Royce Cullinan Serie II

Materiales de inspiración botánica

No se acaban aquí las extravagancias de este SUV de la compañía del Reino Unido. Como en Rolls saben que a sus clientes les gustan estos minimalismos (por llamarlos finamente), debemos resaltar que la firma también utiliza materiales de inspiración botánica para los revestimientos y los tapizados del Cullinan II.

Debemos detenernos y acentuar el uso del fresno teñido gris, una madera natural de poros abiertos con vetas ricas y un brillo delicado. Todos los troncos de esta especie se seleccionan individualmente y las “hojas” de chapa se tiñen posteriormente a mano. Si nos ceñimos a los que nos dicen desde la marca, ha sido un proceso que ha implicado un desarrollo de más de cuatro años.

Ya para acabar con las características del interior de este vehículo de lujo, centramos nuestra mirada en  la pequeña ‘vitrina’ insertada en el salpicadero que muestra un reloj analógico y una figura iluminada del Espíritu del Éxtasis. 

La figura también tiene su peculiaridad, ya que se ha construido con acero inoxidable sólido y está colocada sobre su propio escenario con un panel trasero negro mate y paneles laterales de alto brillo para crear un efecto de reflejo. ¿Te lo comprarías? Vale 384.000 euros al cambio...