Los 5 coches descapotables más tristes jamás diseñados

Mejor ir en autobús. En serio.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Te entendemos. Es verano, el sol preside el cielo durante muchas horas y apetece conducir disfrutando al máximo del calor de sus rayos. Y si encima es con la melena al viento, pues mucho mejor. Pero siempre hay límites que no deben sobrepasarse y por eso te hemos preparado una selección de los 5 coches descapotables más tristes jamás diseñados. No te compres uno. No todo vale. 

No te pierdas: Los 5 coches más feos de la Historia del automóvil

Un vehículo sin techo siempre resulta llamativo: multiplica las sensaciones al conducirlo, permite que te sumerjas con mayor profundidad en el entorno, y además sirve para ser el centro de muchas miradas. Pero no todos los coches descapotables están diseñados con el mismo acierto, y en el mercado han existido -y existen- ejemplos a evitar.

Si pensabas comprar uno de los coches descapotables más tristes que ves en la galería que encabeza el artículo estás a tiempo: no lo hagas. Si ya tienes uno de ellos en tu poder, lo mejor que puedes hacer mientras lo vendes -o regalas- es soldar el techo y tintarle al coche las lunas de un tono más negro que el corazón de sus creadores. Y es que existen auténticos monstruos por ahí. Palabra. 

Los 9 mejores Ferrari descapotables

En compensación, te dejo también una galería de los descapotables más rápidos del planeta, para que pases mejor el trago de haber disfrutado de la selección de los descapotables más tristes. Que además, son lentos. Y es que los pobres lo tienen todo... ¡ay!

Lecturas recomendadas