Los cinco coches más feos de la historia del automóvil

Se dice que la belleza está en el interior. En este caso, no.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

En Top Gear nos gustan mucho los coches. Muchísimo. A todos les encontramos algo que nos llama la atención y hace que nos planteemos incluirlos en nuestra lista de deseos. Bueno, a todos no. Existen ciertos modelos que tienen el dudoso honor de hacernos coincidir de forma unánime en lo poco acertado de su diseño. Aquí te dejo una lista de los cinco coches más feos que se han diseñado jamás. 

No te pierdas: Los coches con nombres más raros

Siempre se dice que la belleza es un concepto subjetivo, y que puede que algo que alguien encuentra horrendo otra persona pueda apreciarlo como lo más hermoso con lo que sus ojos han podido deleitarse jamás. Estamos muy de acuerdo con esa regla y en el ranking de hoy te traemos cinco excepciones que la confirman. No se trata de amigos simpáticos -el eufemismo más extendido y a la vez cruel para definir a tu colega poco agraciado-, sino de verdaderos atentados contra el buen gusto. 

Entre los cinco coches más feos que hemos incluido en nuestro listado puedes encontrar algunos más exóticos para nuestro mercado como el Pontiac Aztec -que seguro que te suena por ser el vehículo de la familia White en Breaking Bad-, el AMC Gremlin o el Reliant Robin, junto a dos modelos que sí se vendieron en territorio patrio y que no es difícil ver por nuestras carreteras -bueno, difíciles de mirar sí son-: el SsangYong Rodius y el Fiat Multipla. 

Te pedimos perdón por adelantado pero creemos firmemente en la máxima de que "quien olvida su historia está condenado a repetirla". Y no queremos que los desastres con ruedas que vas a ver en la galería superior vuelvan a ocurrir. En Top Gear cumplimos una función didáctica impagable. ¿Disfruta? ya de los cinco coches más feos jamás creados por la mano del hombre. Un hombre malo. Horrible. Con el alma podrida.

Lecturas recomendadas