Anton Konrad, padre del Golf GTI: “era un coche que nadie quería”

Hace 40 años Anton Konrad desobedeció las órdenes de sus superiores y decidió que era buena idea lanzar un Golf GTI. TG habla con él.

Anton Konrad padre Volkswagen Golf GTI creador

No te pierdas: Volkswagen Golf 2017

Cuarenta años atrás nació el Volkswagen Golf GTI. Es probable que hayas oído hablar de él, incluso es probable que lo tengas en el garaje o hayas soñado con tenerlo en más de una ocasión. Tres siglas míticas que conforman una de las sagas más laureadas de la historia del motor…¡también de mayor éxito! En este tiempo se han vendido más de dos millones de GTI's y eso que en sus comienzos nadie pensaba que iba a ser una buena historia.

Los éxitos del VW Golf GTI, como por ejemplo ostentar el récord de coche de tracción delantera más rápido de Nürburgring, se deben al trabajo de un equipo valiente y con las ideas claras. Seis hombres liderados por Anton Konrad, que en su momento era el jefe del departamento de prensa y que más tarde se convirtió en un ingeniero que pasaría a la historia.

Su carrera como ingeniero empezó desobedeciendo órdenes y soñando con crear un Golf más rápido y divertido. La polémica empezó con el Beetle GSR, una versión algo más deportiva del mítico escarabajo que levantó ampollas en Alemania por la manera agresiva de vender este coche. “La gente dijo: ‘no más de esto’. Incluso se discutió el asunto en el Parlamento Alemán…¡y eso que solamente tenía 50 CV!

Quizás esta historia de polémicas relacionadas con Volkswagen y discusiones en el Parlamento te pueda resultar reciente, pero no, seguimos en 1976, cuando el intrépido Konrad tuvo una visión: encontró un hueco en el mercado que debía ser rellenado.

“Creí que era posible atraer al público joven a una marca clásica como Volkswagen gracias a un coche como el GTI. El Golf de serie podía traer hasta 85 CV. Mi idea era crear un coche más potente. Crear una categoría atractiva para los jóvenes, que buscan imagen y deportividad, pero también para otro tipo de público que estuviese interesado en los coches deportivos y la competición.”

“El reto estaba en el que el coche debía ser deportivo pero también debía ser bueno en ciudad y en la autobahn. En aquella época también había gente que gastaba su dinero modificando los coches a su gusto. El reto era importante.”

Top Gear está hablando con el padre del GTI en el Festival Wörthersee 2016, donde además del Volkswagen Golf GTI Clubsport S también se han presentado dos concepts muy interesantes que combinan potencia y sistemas de audio escandalosos, ejemplificado en el Volkswagen Golf Heartbeat. Está claro que cuarenta años más tarde el GTI sigue muy de moda, ¿creía el señor Konrad que su idea iba a tener tanto éxito?

“¡No! Nadie podía pensar entonces en el enorme éxito que tuvo y tiene el coche. Era un coche que ‘nadie quería’ y a día de hoy ya llevamos dos millones de coches vendidos. Recuerdo cómo el departamento de marketing me dijo: deberíamos fabricar solamente 5.000 ejemplares, así que ponle un precio bien alto.”

“El primer año vendimos 30.000 unidades; al final de la vida comercial del Golf Mk1 ya llevábamos 420.000 GTI vendidos. Fue una historia de éxito, también financieramente hablando. Con la emoción nos olvidamos de pedirles si nos daría un Marco Alemán por cada coche vendido…”

¿Nunca nadie lo hizo? “¡No!” Respondió rápidamente y sin un gramo de amargura en su respuesta. El mayor éxito imagino que será ver cómo su idea se ha convertido en un icono. Algo así no tiene precio.

Lecturas recomendadas