Así era un teléfono manos libres para el coche en 1988

No te pierdas esto, por favor.

Verás, es muy importante que dejes todo lo que estás haciendo y veas esta galería de fotos ahora mismo. Sé que te lo decimos muchas veces, pero esta vez (como cualquiera de las anteriores) es de verdad. Nuestros amigos de Jalopnik han encontrado una joya, oro puro: un teléfono manos libres para el coche de finales de los años 80.

¡Llega el móvil indestructible! Land Rover está detrás.

Hoy en día, el Bluetooth permite que recibir llamadas en tu vehículo sea muy sencillo: conectas tu smartphone (seguramente no mola tanto como el de Bentley) y el dispositivo correspondiente se ocupa del resto para que no tengas que quitar las manos del volante. Pero hace tres décadas, las cosas eran muy diferentes.

Así hacían las cosas las marcas niponas, por ejemplo. Si tenías un Nissan de gama alta, contabas con un teléfono construido especialmente para el coche -por la compañía NEC, al parecer-. Se situaba entre los dos asientos, donde la gente solía guardar… bueno, lo que guardara en aquellos entonces. Y podías manejarlo desde el volante gracias al teclado integrado en el mismo. El centro era fijo y el aro se movía.

Que no te pase esto: un Tesla se queda tirado en el desierto... por no tener cobertura en el móvil.

Nissan había empezado a montar dichos teléfonos en los coches a mediados de los 80 (siempre han sido muy avanzados; ahora quieren hacerte las tostadas). Ford ofrecía una solución similar, pero no venía de fábrica. Tiene sentido que estos sistemas despegaran en esa época, la de las hombreras y los cardados, porque fue cuando Motorola lanzó el primer teléfono móvil para el gran público. Los que había para el vehículo ya existían como tecnología, pero sus formas eran mucho más rudimentarias.

Cierto, ahora que hemos llegado a la era de los smartphones y que éstos pueden ser de un tamaño, esto… adecuado para un humano, no es necesario un móvil específico para el coche. Pero, qué quieres que te diga, yo pondría en el mío unos botones como los que ves en las fotos sin pensármelo…

 

Fotos: Nissan Heritage

Lecturas recomendadas