Pasar al contenido principal

Un autobús sin conductor atropella a un peatón

Autobús autónomo
Afortunadamente, no hay que lamentar graves consecuencias

Ha sucedido en Viena: un autobús sin conductor ha atropellado a un peatón. En realidad, la noticia no es tan preocupante como pudiera parecer porque la víctima no ha sufrido más que contusiones en una pierna, pero reabre el debate sobre si la tecnología de conducción autónoma está lista para empezar a funcionar y quién debe asumir la responsabilidad en casos como este.

Viena es, desde hace semanas, escenario de pruebas de los autobuses autónomos de la empresa francesa Navyas SAS. La versión oficial de los hechos, relata que el bus circulaba sin conductor cuando al acercarse a un paso para peatones golpeó a una mujer en una rodilla.

No iba rápido (circulaba a 12 km/h) por lo que la mujer no sufrió apenas daños.

Las pruebas se han detenido hasta investigar lo sucedido

Las autoridades de transporte de Viena han decidido parar las pruebas de los minibuses eléctricos de Navyas hasta aclarar porqué el autobús autónomo no pudo evitar el atropello.

A falta de que la empresa haga público su informe, las primeras pesquisas apuntan que se trató de un error humano y un cúmulo de circunstancias: el autobús autónomo es eléctrico y no hace ruido por lo que la mujer, que según testigos, caminaba con auriculares y mirando el teléfono móvil no se percató de su presencia.

En este vídeo puedes ver cómo es el autobús autónomo que funciona en Viena:

Navyas tiene dos unidades de su minibús eléctrico autónomo circulando en pruebas en la capital austríaca. Ambos operan de manera autónoma, pero con un conductor a bordo que puede y debe tomar el control en momentos de necesidad.

La investigación se centra en si el autobús falló a l no detectar la presencia de la mujer o si a la tecnología le resultó imposible detenerse y evitar que la mujer chocara contra el bus (y no al contrario).

Buscador de coches

Y además