Pasar al contenido principal

Cinco cosas que debes saber sobre el Kia Optima Sportswagon

Wagon y PHEV. Pero Sport.

Imagen de perfil de Noemí Alonso

El Salón de Ginebra 2017 ha sido el escenario elegido para presentar el Kia Optima Sportswagon PHEV (no confundir con su versión 'normal', el Kia Optima Plug-in Hybrid); el modelo coreano saldrá a la venta hacia mediados de este año haciendo gala de sus bajas emisiones. En principio, lo sabemos, no es un coche que encaje en las aspiraciones de los petrolheads más salvajes que pululan por esta web… pero tiene algunos detalles muy interesantes que quizá te sorprendan (en serio. No todo en esta vida son motores pon potencias que hacen que se dilaten tus pupilas y sistemas launch control. El mundo sería mucho más bonito, pero hay que tener los pies sobre la tierra). Es necesario que sigas leyendo para descubrirlos, claro.

Baterías de alta capacidad

Las baterías del Kia Optima Sportswagon PHEV son de alta capacidad; su autonomía en modo eléctrico es de 60 km a 120 km/h. Por cierto, el propulsor térmico que hay bajo el capó es un 2.0 GDI.

Maletero generoso

Su volumen de carga sin plegar los asientos traseros es de 440 litros; es decir, ofrece 133 litros más que el Optima Plug-in Hybrid sedán.

Un total de 205 CV

El motor 2.0 GDI de 156 CV se une al eléctrico para ofrecer un total de 205 CV a 6.000 rpm y 370 Nm a 2.330 rpm. Con estos datos, pasa de 0 a 100 en 9,7 segundos. La mecánica se asocia a un cambio automático de seis marchas.

Tecnología

El Kia Optima Sportswagon Plug-In Hybrid ofrece la última tecnología de la marca coreana en navegación, con una pantalla de 8 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento. Dispositivos como AppleCarPlay o Android Auto, así como las propuestas de Kia Connected Services, están disponibles.

Bajas emisiones

Las emisiones de CO2 de este Kia Optima son de 34 g/km. En este apartado, y en el de gasto de carburante, ayuda su diseño, con un frontal más aerodinámico o faldones laterales.

Lecturas recomendadas