Pasar al contenido principal

Cinco motivos para cambiar tu coche de más de 12 años

Uno es fundamental: la seguridad al volante.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Renault Twingo

Le tienes especial cariño, ha vivido muchas aventuras a tu lado, pero ha llegado su momento. Estos cinco motivos para cambiar tu coche de más de 12 años te ayudarán a tomar la decisión que tanto te cuesta pero que tan necesaria es.

Tienes donde elegir a la hora de comprar: Todos los coches de 2017

El parque móvil español cada vez es más viejo y eso trae consigo alguna que otra consecuencia: menor seguridad vial, más problemas mecánicos en los vehículos y también más contaminación, pues un coche de 12 años no cumple los estándares de emisiones marcados en la actualidad. Por eso, los coches antiguos no podrán circular por Madrid en 2025.

Aunque es habitual leer sobre esto, nunca está mal que alguien nos recuerde la importancia de esto. La Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles (AMDA) ha elaborado un informe con cinco razones para cambiar de coche si tiene más de 12 años.

Por seguridad

Las estadísticas hablan:l a Dirección General de Tráfico ha informado de que durante el pasado año, había aumentado la edad media de los coches implicados en accidentes mortales. "La relación entre antigüedad del vehículo y la posibilidad de sufrir un accidente es una realidad que podemos evitar si optamos por conducir un vehículo nuevo", explican desde AMDA.

Hoy en día, los coches incorporan numerosos sistemas de a la conducción que ayudan a evitar un accidente o a mitigar sus efectos. Sistemas que no aparecen ni por asomo en los coches antiguos. 

Por ecología

Los vehículos nuevos emiten hasta un 30% menos de CO2 a la atmósfera que otro de 10 años. La tecnología híbrida y eléctrica y los motores más eficientes ayudan a reducir el consumo y emiten menos sustancias contaminantes.

Para ahorrarte pasar por el taller

¿Te sientes tú ahora como hace diez años? Seguramente no (en especial tras una noche de fiesta...) Los años pasan factura y los coches antiguos sufren más averías que el resto de coches.

Su mantenimiento es más caro además por la necesidad de ir sustituyendo piezas importantes para un buen funcionamiento, como son los frenos, los amortiguadores o la correa de la distribución, entre otros.

Por comodidad

Muchos elementos están destinados en los coches de hoy en día a que los ocupantes se sientan como en su casa. Es por eso que encontramos asientos regulables, climatizadores para que la temperatura sea idónea, sistemas de audio que harán del habitáculo un pequeño estudio de sonido... Sin duda, hay algunos extras del coche en los que debes gastarte el dinero.

Conectividad 

¿Conectarse a Internet? ¿Desde el coche? Es posible. En España, uno de cada cinco vehículos que se venden incorporan algún tipo de conectividad. La tecnología ha convertido a los automóviles en ordenadores con ruedas que, por suerte, también incluyen dispositivos que evitan distracciones al volante.

En muchas ocasiones, basta con tener un teléfono móvil para poder consultar desde el coche tu correo o buscar el restaurante más cercano a través de plataformas como Apple CarPlay o Android Auto. 

Lecturas recomendadas