Pasar al contenido principal

Los coches antiguos NO podrán circular por Madrid en 2025

¿Adiós a los clásicos? ¿Qué pasará con aquellos que no puedan comprar un coche nuevo? Muchas preguntas buscan respuesta.

Volkswagen Golf GTI II

Muchos interrogantes ante la prohibición de circular por Madrid de los coches antiguos a partir del año 2025. Tras el anuncio, hace unos días, de la prohibición de circular a los coches antiguos por Barcelona, muchos madrileños se echaron a temblar. Hoy sus peores temores se han cumplido: el Ayuntamiento de Manuela Carmena ha anunciado una serie de medidas para intentar reducir la contaminación ambiental desde hoy hasta el año 2025, estas son.

Te interesa: cinco cacharros para evitar las medidas anti-contaminación en Madrid

La más polémica es, sin duda, prohibir circular a los coches antiguos por Madrid, los gasolina de antes del año 2000 y los diésel matriculados antes del año 2006. De primeras, esta medida nos hace pensar rápidamente en los coches clásicos: ¿adiós a los coleccionistas de coches en Madrid? ¿Habrá algún tipo de excepción? ¿Quién o cómo la marcarán? Sin duda, es un tema complejo y que puede terminar con buena parte de la cultura de cuatro ruedas en la capital de España, a no ser que sigan este ejemplo: los coches clásicos sí podrán circular por las calles de París.

No obstante, esta medida también puede ser muy polémica: ¿un rico con un Ferrari 250 GTO sí podrá circular por las calles de Madrid y el pobre que tiene un Peugeot 205 no? ¿O acaso un Peugeot 205 GTi no es un clásico? El tema promete traer cola, ¡mucha! Por lo pronto, el Ayuntamiento de Madrid ya ha anunciado que a partir del año 2020, es decir, en apenas dos años y medio, los coches de gasolina anteriores al año 2000 y los coches diésel anteriores al año 2006 no podrán aparcar en la zona de estacionamiento regulado. Quizá haya llegado el momento de buscar un coche económico nuevo... lo más respetuoso posible con el medio ambiente, claro.

“Es imprescindible que tengamos en cuenta la visión de este problema, con el que hay que ser ambiciosos, nosotros y los vengan detrás.” Ha comentado la alcaldesa Manuela Carmena. El plan para reducir la contaminación en Madrid incluye otras 30 medidas a implantar en los próximos años, como por ejemplo la reducción de velocidad máxima en la M30 a 70 km/h

 

 

Quizás, antes que prohibir, el Ayuntamiento de Madrid debería incentivar el uso de vehículos limpios. En ese sentido, el plan incluye también una primera fase de incentivos al uso de coches híbridos y eléctricos, que podría incluir una red de cargadores más ambiciosa: ¡qué tarde llegan! También han afirmado que se renovará la flota de autobuses para que todos sean más eficientes y dentro de ocho años, en el horizonte 2025, la ciudad solamente permitirá aquellos taxis que cumplan con la normativa ‘cero’ o ‘eco’ de la clasificación de vehículos realizada por la DGT. 

Me parece bien que el ayuntamiento haga medidas para reducir la contaminación, pero deberá ser muy cuidadosa con estas medidas para no entrar en terrenos pantanosos. Creo que se debe hacer una apuesta contundente por los coches híbridos y, especialmente, coches eléctricos en el centro de Madrid, incentivando tanto la compra como creando otras ventajas: una gran infraestructura de carga eléctrica, peajes gratuitos, incentivos económicos y fiscales, etc. Si la gente toma en consideración el vehículo eléctrico para sus desplazamientos urbanos, los objetivos medioambientales de las grandes ciudades serán mucho más fáciles de conseguir. Prohibir nunca ha sido la mejor solución, para nadie.

Lecturas recomendadas