Pasar al contenido principal

Vídeo: ¿la mejor colección de Ferrari posible? Juzga tú mismo

Muchos millones en apenas unos pocos metros cuadrados. Yo me quedaría a vivir allí. Seguro.

Esta colección de Ferrari es con lo que cualquier ferrarista querría soñar todas las noches. Es prácticamente la perfección hecha colección, con una selección exquisita de los mejores Ferrari que han existido, en un garaje de esos que quitan el hipo. Este vídeo realizado por el youtuber ‘TheStradman’ probablemente terminará en tu lista de favoritos.

Te interesa: la alucinante colección de Nick Mason, batería de Pink Floyd

Y es que esta colección de Ferrari merece ser analizada con calma. Lo principal para ser considerada como una gran colección de Ferrari es que cuente con los cinco ‘hiperdeportivos’ de la historia de la marca (no esperes que sean los Ferrari más rápidos de la historia): el Ferrari 288 GTO, el Ferrari F40, el F50, el Ferrari Enzo y el último en llegar, el Ferrari LaFerrari. En este caso, solamente echamos de menos uno, el 288 GTO, aunque para algunos el Ferrari más bonito de la historia, para mi es el menos interesante de los cinco, aunque está claro que para gustos…

En el apartado de clásicos también se echa en falta algún que otro coche de los 50 o 60, un Ferrari 275 NART o un 250 SWB serían la guinda a esta colección, pero tampoco anda cojo: cinco Ferrari de los 80 que son realmente interesantes: Ferrari 308 GTB, 328 GTS, 512BB, 512TR y el mítico Ferrari Testarossa completan la colección, aunque si hay uno que llama la atención entre los clásicos, además por supuesto del F40, es el Dino 246GT, pintado en un color realmente especial.

 

 

Por último, las versiones racing: Ferrari 360 Challenge Stradale, 430 Scuderia, Ferrari 458 Speciale, Ferrari 599 GTO y su sustituto, el brutal Ferrari F12tdf. ¿Quién no sería feliz simplemente con estos cinco? Representan la diversión y las prestaciones máximas: ¡espectaculares! No me quiero olvidar tampoco de un coche muy especial y que personalmente me encanta: el Ferrari 550 Barchetta, una auténtica rareza y un descapotable V12 de los que ya no hay.

Por último, debo decir que hay solamente una cosa que no me termina de convencer de la colección: la poca originalidad de las combinaciones de color. Mucho rojo, ¡cómo no! y un par de coches pintados en blanco que, siempre bajo mi punto de vista, no es la mejor opción para estos deportivos. Eso sí, el garaje, con esas grandes tomas de luz en el techo y una limpieza que parece sacada de un quirófano es una pasada: ¡quién pudiera!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear