Pasar al contenido principal

Cinco secretos del Peugeot 3008 2017 GT Line

Cinco detallitos, pero muy escogidos.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Vamos a desvelarte cinco secretos del Peugeot 3008 2017 GT Line, sus cinco puntos fuertes respecto al resto de sus hermanos de gama. Porque, más allá de lo que puedas ver en sus especificaciones técnicas, existen detalles tras ellas que quizá no hayas tenido en cuenta en este coche nuevo.

Descubre otro acabado: Nuevo Peugeot 3008 GT: el SUV del león más exclusivo.

El SUV de Peugeot ha nacido ‘de pie’: ha tenido una gran acogida gracias a la calidad de sus acabados, su diseño futurista (sobre todo, en su interior; echa un vistazo a la galería de fotos para comprobarlo) y la eficiencia de sus motores. Sin embargo, su versión deportiva ofrece más. Aquí están las cinco claves que diferencian el 3008 2017 GT Line del resto.

 

Los asientos del Peugeot 3008 2017 GT Line

En este acabado, el Peugeot 3008 cuenta con unos asientos deportivos, calefactados y ergonómicos que son muy, muy cómodos. Tanto, que casi por sí solos compensan el incremento de precio de esta versión.

El exterior del Peugeot 3008 2017 GT Line

Un pariente lejano, y ganador del Coche feo de la semana, fue el Citröen Xsara Picasso

Tiene detalles deportivos: llantas de 18 pulgadas, faldones, dos salidas de escape integradas en el paragolpes trasero y, por supuesto, distintivos exteriores e interiores con la leyenda ‘GT Line’.

El equipamiento del Peugeot 3008 2017 GT Line

Entre su extensa lista de elementos de equipamiento están el navegador y el control de crucero adaptativo. Hay que reseñar que este último dispositivo actúa un poco tarde; ha ocurrido en las unidades que hemos probado.

Los faros LED del Peugeot 3008 2017 GT Line

A cambio, es reseñable la excelente capacidad de iluminación de los faros LED del 3008, que proporcionan un extra de seguridad en la conducción nocturna.

Subimos al Peugeot 3008 2016: un cambio de estrategia.

El precio del Peugeot 3008 2017 GT Line: ¿merece la pena?

Definitivamente, sí. Considera la cantidad de equipamiento que ofrece este Peugeot frente al resto de sus compañeros de gama: sus 32.550 euros están justificados. Así lo demuestra que sea el acabado más demandado…

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear