Pasar al contenido principal

Un conductor de Uber es arrestado por hacerse pasar por policía

Cuidado ahí fuera...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Arrestado un conductor de Uber por hacerse pasar por policía

La aplicación de las nuevas tecnologías a las soluciones de movilidad actuales es algo fantástico y existen nuevos servicios muy interesantes que pueden suponer una auténtica revolución... si se hacen las cosas como se debe: un conductor de Uber es arrestado por hacerse pasar por policía. En serio. Y en Estados Unidos, como no podría ser de otro modo. 

Aunque no es la primera vez que la compañía de transporte de viajeros tiene algún problemilla con uno de sus conductores -aquí tienes el caso del tipo que apuñaló a un pasajero por no respetar su vehículo y también el de la discusión del CEO de Uber con su chófer particular-, desde luego sí es uno de los más graves: según las autoridades de Carolina del Sur, un usuario de esta aplicación móvil llamado David Stanley Hubbard trató de realizar un transporte empleando unas luces de emergencia instaladas en su Honda para combatir el crimen en la ciudad. A sus 57 años. Con dos... cargadores para su pistola semiautomática. 

Los coches que nos gustaría ver en Uber

La voz de alarma inicial la dieron dos pasajeros que contrataron sus servicios a través de su teléfono móvil y que se apearon del vehículo en cuanto tuvieron oportunidad para advertir a un agente de verdad de lo que estaba ocurriendo. Cuando por fin pudieron dar el alto al conductor de Uber arrestado por hacerse pasar por policía se encontraron con una escena digna de la mejor película de locos que puedas encontrar en tu cine favorito: además de las sirenas instaladas en el coche, el acusado de los delitos de suplantación de un agente y de tenencia ilícita de armas tenía en su poder una pistola lista para disparar, dos cargadores... e incluso una réplica de la placa oficial de un Marshall. 

Ahora el conductor de Uber arrestado por hacerse pasar por policía se enfrenta a una multa de hasta 100.000 dólares -unos 94.000 euros-... y la empresa vuelve a tener sobre sí el foco de la opinión pública. Hace ya algún tiempo reconocieron que los criterios de selección de sus chóferes tendrían que ser revisados para evitar sucesos parecidos... y es evidente que alguien no está haciendo demasiado bien su trabajo. ¿Quedamos en el centro de Madrid -donde, por cierto, no podrán circular los coches antiguos en 2025-? Yo voy andando. Desde Alcolea del Pinar. Es mucho más seguro...

Lecturas recomendadas