Pasar al contenido principal

¿Conoces el CEMA, el centro de pruebas de Michelin en Almería?

Yo me apuntaría encantado a probar gomas en el Cabo de Gata

Imagen de perfil de Javier Prieto
El CEMA, el centro de pruebas de Michelin en Almería

¿No sabías de la existencia del CEMA, el centro de pruebas de Michelin en Almería? Vale, vamos a contarte de qué va la cosa. Resulta que la compañía francesa posee unas instalaciones muy importantes en el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, donde evalúan el rendimiento de sus nuevos neumáticos. 

 

 

Vista general del CEMA

 

Cuentan con una parcelita de 4.500 hectáreas, que alberga 47 pistas de asfalto, arena y piedras, en terrenos llanos y escarpados, casi como los del Rally Dakar. ¡Cómo se lo pasarían Carlos Sainz, padre e hijo compitiendo por allí. En total tienen a su disposición más de 110 kms de 'red viaria' al aire libre en la que experimentan con los neumáticos de Michelin. Por cierto, el CEMA está especializado en los zapatos XXL que calzan los mastodontes rodantes.  

 

Entrada del CEMA, Almería

 

Nos referimos a las gomas de los camiones, la maquinaria agrícola y la obra pública. El centro andaluz es uno de los siete que Michelin tiene repartidos por todo el Planeta, y de los más reconocidos en su especialidad.

 

Prueba en el CEMA, Almería

 

¿Y qué hacen allí los 365 días del año?  Una flota de unos 250 vehículos no para de transitar por aquellos parajes, completando unos 20 millones de kms al año. Sí, sí, has leído bien: 20 mi-llo-nes. Entre ellos se encuentran algunos vehículos autónomos -sin conductor- que 'salen de excursión' por el CEMA de Michelin. Dicen que se pueden tirar hasta 24 horas seguidas realizando trayectos. ¡Qué cosas!

 

Probando en el CEMA

 

¿Por qué en Almería?

No te vayas a pensar que el CEMA, el centro de pruebas de Michelin, está situado en Almería porque sí. Antes de construirlo en 1973, buscaron una ubicación con el menor índice de pluviosidad posible en Europa. Y ya sabes que en ese tema, como en otros muchos, la región andaluza se lleva la palma. Gracias a las características meteorológicas de la zona, los 'conductores' pueden aprovechar el tiempo al máximo. Claro, si comienzan a caer gotas del cielo, hay que suspender la tarea.

 

Probando tractores en el CEMA

 

Además, también se fijaron en esa bella tierra porque registra temperaturas medias y máximas muy altas, ideal para observar la resistencia de sus compuestos en condiciones extremas. Bueno sí, es cierto que además, a pocos kms se encuentran algunas playas idílicas como Mónsul y Los Genoveses o pueblos con encanto como San José. Vale, es cierto.

 

¿Cuál es el proceso?

Cuando los cerebritos de la firma crean un nuevo compuesto, envían una muestra de él al CEMA, el centro de pruebas de Michelin. Se trata de comprobar que cumple con los estándares de calidad, seguridad y medio ambiente esperados. El primer paso consiste en efectuar un reconocimiento de sus medidas, características, etc.

 

Testando una rueda en el CEMA

 

Posteriormente, se introduce en unas cabinas o cámaras de ensayo donde permanece unas 200 horas. De vuelta al laboratorio, se analiza por medio de unos sofisticados dispositivos -dicen que con rayos láser y ultrasonidos- su estructura y estado integral. Más tarde es la hora de la acción por el circuito cerrado que poseen en el centro de pruebas de Michelín en Almería.

 

Operario del CEMA

 

Por último, llega el momento de testarlos en el tráfico cotidiano. En ocasiones, Michelin ofrece al transporte profesional de gran tonelaje 'catar' sus nuevos productos. ¡Qué chollo! Yo también me apunto a ese tipo de 'experiencias'.

 

Maquinaria en el CEMA

 

Solo después de superar este complejo y exigente proceso, en el que también intervienen físicos, químicos, ingenieros y matemáticos, los neumáticos se ponen a la venta. Esperamos que este post sobre lo que se cuece en el CEMA, el centro de pruebas de Michelin, te haya molado.

Fotos: Prensa Michelin.

 

 

Más:

Neumáticos

Y además