Pasar al contenido principal

¿Cuánto nos cuestan los Pegasus de la DGT al año? La omnipresencia tiene un precio

Es posible que te enfades al leer esto. Avisado queda.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Helicóptero de la DGT

¿Te has preguntado alguna vez cuánto nos cuestan los Pegasus de la DGT al año? Sin duda alguna la vigilancia de la carretera desde el aire sirve de gran ayuda a nuestros agentes de Tráfico y nos regala momentazos como el de este gañán haciéndose un selfie a 146 km/h, pero... ¿está justificado su coste? Echemos un vistazo a las cifras. Y que nadie se maree. 

 

¿Cuánto nos cuestan los Pegasus de la DGT al año? Los datos

5 coches con los que el helicóptero de la DGT no podrá seguirte

Antes de empezar a desgranar el meollo de la cuestión es preciso hacer una pequeña aclaración: cuando hablamos de Pegasus en realidad estamos haciendo referencia a los helicópteros de la DGT con los que la institución nos vigila desde el aire y que, coloquialmente, han tomado el nombre del radar -aquí tienes la información sobre sus márgenes de error- que algunos de ellos llevan instalado para hacer caza mayor. ¿Queda lo suficientemente claro el asunto? Bien, empecemos a meternos en harina: actualmente la Dirección General de Tráfico tiene en su haber un total de 13 aeronaves y ‘sólo’ ocho de ellas están equipadas con la cámara de control de velocidad ya citada. 

 

 

Según cuentan nuestros colegas de Auto Bild, los helicópteros de la DGT -aquí lo que nos ha traído en 2018- vuelan una media de 2,5 horas al día que les da el margen suficiente como para recorrer unos 300 kilómetros con arreglo a las estimaciones realizadas por el propio brazo encargado de las carreteras del Ministerio del Interior. Siguiendo con los datos aportados por el organismo, cada hora en el aire tiene un coste para el contribuyente de unos 1.500 euros, lo que hace que la cuenta sea bastante sencilla: tener un pájaro amarillo y azul volando sale a 3.750 euros por unidad al día. Que multiplicados por los 13 que integran el parque arrojan la friolera de 48.750 machacantes. ¿Te sorprende la cifra? Pues esos cálculos se corresponden con las notas oficiales. Y no con la realidad. 

 

Pegasus en 2017: una factura millonaria

La aplicación móvil Social Drive ha realizado un estudio para calcular cuánto nos cuestan los Pegasus de la DGT al año tomando como referencia el número de avisos que sus usuarios dieron a la comunidad alertando de la presencia de las aves de metal sobre las carreteras... y las cuentas resultantes son apabullantes: a lo largo de 2017 los helicópteros de la Dirección General de Tráfico volaron un total de 13.200 horas que, tomando como válido la estimación del coste por cada una de ellas facilitada por Interior, nos lleva a un montante final de 21,5 millones de euros. Sí, casi 60.000 napos al día. 

Los responsables de elaborar el análisis del uso que la DGT hace de sus juguetitos con hélices también han hecho hincapié en cómo se distribuyen las horas de trabajo de cada aparato, con un repunte claro en operaciones concretas como la de Semana Santa 2018 o las de retorno de las vacaciones de verano que pueden incrementar su tiempo en el aire hasta en un 20%. 

 

VÍDEO: las infracciones más frecuentes ‘cazadas’ por Pegasus

 

¿Cuál es la previsión para 2018? 

Siempre siguiendo las cuentas ofrecidas por Social Drive, calcular cuánto nos van a costar los Pegasus de la DGT durante el presente ejercicio no resulta complejo: atendiendo al número de avisos recibidos en la aplicación y comparándolos con los registrados en 2017 todo parece apuntar a que el total ascenderá a los 24,7 millones de euros, que parecen bastante razonables teniendo en cuenta que las horas trabajadas por cada unidad no han parado de crecer desde que en 2013 empezaran a montar los radares -aquí todas las velocidades a las que multan en España- más temidos por quienes tienen demasiado pesado el pie derecho. ¿Qué te parecen las cifras? Respira hondo. Y procura no estampar lo que sea con lo que me estés leyendo contra el suelo. 

 

¿Buscas un coche nuevo? Encuéntralo aquí.

Lecturas recomendadas