Ford Puma: tres aciertos y un error

Prueba Ford Puma ST TG

Todo tiene sus cosas buenas y sus cosas... No tan buenas

El Ford Puma es uno de los SUV urbanos más interesantes del mercado, pero tiene mucha competencia. Al fin y al cabo, este segmento está repleto de modelos de distintos fabricantes, ya que la popularidad de estos coches no ha hecho más que ir en aumento durante los últimos años.

En cualquier caso, hay muchos aspectos que hacen destacar a la propuesta de la marca americana, así como también hay algún detalle que debería mejorar. Es por ello que hoy os traemos tres aciertos y un error de este modelo.

Diseño

Ford Puma ST Line Vignale

Ford decidió resucitar el nombre Puma en 2019 con un pequeño crossover. Esta configuración asociada a aquel nombre no convenció del todo en un principio, pero la aceptación ha llegado con el tiempo gracias a diversos factores y uno de ellos es su diseño.

Una de sus claves es su diseño, que hace gala de un estilo personal y no se limita a ser ‘un Ford Fiesta más alto’. Con unas líneas modernas y un cierto toque deportivo, su aspecto ha supuesto una ventaja a su favor sobre competidores que han apostado por algo más convencional.

Disponible con cambio manual

Ford Puma ST Line Vignale interior

Sí, en estos momentos predominan las cajas de cambios automáticas y eso no es algo malo, pero se echan en falta las opciones manuales. Esto se hace aún más evidente en el caso de los coches deportivos con cambio manual, que cada vez son menos frecuentes, pero también es así en aquellos vehículos más destinados al día a día.

Te interesa: Los 5 mejores deportivos manuales que comprar en 2022

Al contrario que otros fabricantes, la marca de Detroit ofrece este SUV con cambios automáticos de siete relaciones o manuales de seis. La elección es tuya, pero con la última disfrutarás aún más del divertido comportamiento del Puma, que es una de las cosas que más nos gustó cuando lo probamos.

Versión ST

Ford Puma ST

Está bien que contemos cada vez con más coches eficientes, pero también nos gusta cuando las marcas se lanzan a crear variantes deportivas de sus modelos. En el caso del Puma también es así y su versión ST con 200 CV se sitúa claramente a la altura de estas conocidas siglas deportivas.

Se trata de un crossover con aspecto más deportivo, que además hace gala de un propulsor con una buena respuesta y unos consumos no excesivamente elevados. Y además suena bien. ¿Qué más quieres?

Solo motores de 3 cilindros

Ford Puma ST Line Vignale interior

En cualquier caso, no todo es positivo y siempre hay detalles que podrían mejorar. Quizás el más evidente tenga que ver con la oferta mecánica del Puma, que puede quedarse algo corta al contar solo con motores de 3 cilindros.

El downsizing está de moda y ha llegado de lleno a este coche. Es cierto que seguimos contando con unas cifras de potencia muy respetables, pero quizás se echa en falta aún bloque de 4 cilindros, especialmente en la versión más deportiva.

Etiquetas: SUV pequeño, Motor