Vídeo: ¡Increíble! Un camión persiguiendo un coche de rally

En este vídeo vas a ver cómo Latvala y su Volkswagen Polo R, lo pasan mal al ser perseguidos por el camión campeón del Dakar en 2015, un Kamaz 4326.

Ouninpohja, en Finlandia, es un tranquilo bosque con un camino de tierra sinuoso que se convierte en una pista de carreras cuando llega a la ciudad el Campeonato Mundial de Rally. El Volkswagen Polo R de Red Bull ha ganado la carrera aquí tres veces. Hoy, como puedes ver en el vídeo de abajo, tiene algo de tráfico detrás.

La famosa marca de bebida energética también patrocina algunos camiones con mucho éxito. Y no me refiero a camionetas tipo pick-up como las que participan en la Baja, sino a camiones como los Kamaz de más de 10 toneladas. Están vaciados, reforzados y tienen casi 1.000 CV de potencia.

Por alguna razón, se decidió que el campeón del Rally de Finlandia, Jari-Matti Latvala, fuera perseguido en esta prueba de exhibición por el camión campeón del Dakar en 2015, un Kamaz 4326, pilotado por el ruso Ayrat Mardeev. El caso es que la razón al final da igual, porque el resultado nos encanta y es espectacular como puedes ver en el vídeo de arriba.

“Cuando aceleras en el coche, la potencia es tan fuerte que tienes que esperar un tiempo para que el camión pueda cogerte. En cambio, en la frenada, el camión se acerca más y tienes la sensación de que quieres huir como sea, dejar de verle por el espejo retrovisor”, dijo Latvala después de este rodaje. No es una de las 15 frases más célebres de los pilotos de rallys, pero deja claro que la sensación no le resultó muy agradable.

También te puede interesar: Los Grupo B volverán al Mundial de Rally 

Al parecer, lo que quería hacer Red Bull era recrear algo parecido a lo que ocurre en la famosa película de 1971 de Steven Spielberg, ‘El Diablo sobre ruedas’. Recordarás que la trama principal de aquel film, no era otro que un camionero se pica con un coche e intenta a toda costa sacarle de una carretera desierta durante casi dos horas.

El vídeo del camión persiguiendo un coche de rally no dura tanto, pero lo vas a disfrutar al máximo. Lo que no tiene que molar, es ver cómo un camión de diez toneladas y 1.000 CV te va pisando los talones.

Lecturas recomendadas