Pasar al contenido principal

Nissan Qashqai o Kia Sportage: ¿cuál comprar?

Dos SUV completos y a buen precio. ¿Cuál es mejor?

SUV comparativa todoterreno compacto detalles pilotos led

Generalmente, los pioneros cuentan con una ventaja respecto a los demás. La gente los concibe como la mejor opción, la más solida y con mayor experiencia. El Nissan Qashqai es un buen ejemplo: pasan los meses y sigue estando entre los coches nuevos más vendidos del país, pese a que su imagen quizás haya perdido puntos respecto a otros SUV más nuevos. Muchos son los coches que se le han intentado ‘subir a la chepa’, el Kia Sportage es uno de ellos: con un diseño que busca intimidar y un gran salto de calidad en el interior, este SUV le quiere poner las cosas complicadas. ¿Cuál comprar? Kia Sportage o Nissan Qashqai.

 

Kia Sportage o Nissan Qashqai: diseño

 

 

Duelo de superventas: comparamos al Nissan Qashqai con el Kia Sportage

Los dos apuestan por un diseño atractivo, aunque cada uno le da su propio matiz. El Nissan apuesta por la sencillez y el conservadurismo, como buen japonés. No arriesga demasiado, pero su diseño es limpio y atractivo. No hay duda que frente al Kia, el Qashqai luce más compacto, más pequeño: mide casi 10 centímetros menos de largo, 5 cm menos de ancho y cuatro centímetros menos de alto. Pero eso le da su gracia. El Kia Sportage apuesta por una imagen más contundente, con tomas de aire más grandes, unos faros delanteros en una posición muy elevada y una zaga espectacular con los pilotos LED unidos entre sí. Da sensación de coche más grande: sin duda, salta a la vista que en Kia tienen que luchar con la imagen para intentar robar ventas al Rey de la categoría.

 

Kia Sportage o Nissan Qashqai: interior

La diferencia de tamaño se traslada también al interior. Pese a los 10 centímetros extra de largo, la batalla del Kia apenas es 3 centímetros superior, lo que se traduce en una mayor sensación de desahogo, pero que no supondrá un dato crucial para quien esté pensando en comprar uno u otro. A diferencia de lo que ocurre en el exterior, puertas adentro se consolida la funcionalidad y la calidad general. Del Nissan es esperable, del Kia no tanto: el salto de calidad general es muy alto y la verdad es que, salvo pequeños detalles, apenas hay diferencias en este apartado. Para gustos colores, pero sin duda, el interior del Kia luce sensacional en líneas generales y podría hacer decantar la balanza en este sentido. En cuanto al maletero, pocas diferencias teniendo en cuenta el extra de tamaño: 430 litros el Nissan, 439 el Kia. ¿Dónde se traducen esos 10 centímetros extra de largo?

 

 

Kia Sportage o Nissan Qashqai: equipamiento

¿Qué os voy a decir que no sepáis ya? Kia se ha puesto las pilas y ya no luce como aquella marca friki y desconocida, de calidad dudosa, de hace unos años. No solamente se ha puesto las pilas en términos de imagen o calidad, sino también en cuanto a tecnología en términos de conectividad y entretenimiento. Una cosa buena del Kia es que se acaba de renovar ligeramente, poniendo al día elementos clave en términos de equipamiento como en sistemas de seguridad o en infoentretenimiento. El Nissan siempre ha estado a la última en la materia por lo que no encontrarás grandes diferencias en este apartado entre uno y otro, más allá de las diferencias de precio entre los diferentes acabados disponibles. Los dos coches vienen de países lejanos y los dos cuentan con equipamientos bastante cerrados según los niveles de acabados: si eres de los que te gusta elegir el equipamiento de tu coche al detalle, quizás estos no sean tus SUV ideales.

 

Kia Sportage o Nissan Qashqai: comportamiento

Ambos coches cuentan con un comportamiento claramente enfocado al asfalto, pensando en la comodidad y en la seguridad de sus ocupantes. No hay grandes diferencias entre ellos, además, los dos pueden contar con tracción integral, algo que no siempre ocurre en este segmento como vimos al comparar al Nissan Qashqai con el Peugeot 3008. En este apartado, quizás el Nissan brille ligeramente más gracias a un aplomo general y a una suspensión algo más firme a la hora de tomar las curvas: el tamaño más compacto también ayuda, así como un peso ligeramente inferior. El Kia está pensado para viajar tranquilo, aunque en su interior encontramos altas cotas de confort, una buena insonorización y detalles que facilitan la vida a bordo. Si quieres eficacia en curvas, quizás el Nissan sea algo mejor, pero la diferencia no resulta clave para decantarse por uno u otro.

 

 

Kia Sportage o Nissan Qashqai: motores

Parece de broma pero es justo decir que el Kia tiene una gama de motores más amplia, especialmente cuando hablamos de diésel y de una potencia bastante elevada. El Nissan aquí se queda algo corto con 130 CV como opción diésel más potente, mientras que el Kia ofrece un nuevo motor con tecnología micro-híbrida de 185 CV, tracción integral y posibilidad de contar con cambio automático de ocho velocidades. Este motor me parece una grandísima opción ya que, además de ofrecer buenas prestaciones, arroja un consumo medio muy interesante: apenas 5,1 litros a los cien. Además, el Kia también cuenta con dos versiones más ‘tranquilas’, de 116 y 136 CV, que serán las que competirán con los motores diésel del Nissan, de 110 y 130 CV, este último con la posibilidad de contar con tracción integral. En cuanto a los gasolina, dos opciones en el Kia, de 132 y 177 CV y dos en el Nissan, de 115 y 163 CV. 

 

Kia Sportage o Nissan Qashqai: precio

Seguro que estás pensando: qué buena pinta tiene el Kia, además seguro que es más barato. Pues siento decirte que no, que la evolución también ha llegado al precio y que la calidad se paga: ¡no hay duros a cuatro pesetas! El Kia Sportage está lejos de ser un todoterreno barato, pero su precio está acorde con lo que ofrece. No obstante, Kia juega mucho con los descuentos, suculentos en muchas ocasiones, pero que hay que analizar cuáles son las condiciones para conseguirlos. Por ejemplo, según el configurador, puedes comprar un Kia Sportage gasolina de 132 CV y tracción delantera por 16.899 euros. El Qashqai más barato, también con una oferta escandalosa, cuesta 17.990 euros y hablamos de la versión gasolina de 115 CV y también tracción delantera. Sin descuentos, el Kia es caro, pero con ellos, es tremendamente atractivo: por ejemplo, la versión diésel de 185 CV y 4x4, la más recomendable sin duda, cuesta 32.390 euros. Me parece un gran precio, aunque si lo que necesitas es un todoterreno con tracción integral y no necesitas tanta potencia, ojo porque el Qashqai 4x4 diésel de 130 CV está disponible desde 23.700 euros. ¡Otro gran precio!

Así pues, los pequeños detalles terminarán marcando la diferencia entre uno y otro. El Nissan es la apuesta segura, a priori: tiene más imagen (probablemente se depreciará menos), es más compacto y prácticamente no pierde habitabilidad interior ni maletero. El Kia tiene una imagen más extrovertida, el interior luce una gran calidad y sus descuentos son como para tenerlos en cuenta. Si te gustan los dos, te recomiendo que vayas a un concesionario, busques una versión con el equipamiento que necesites y preguntes precio, ¡te puedes llevar gratas sorpresas!

Lecturas recomendadas