Pasar al contenido principal

¿Por qué Toyota prefiere híbridos a eléctricos?

En el mundo del automóvil, ¡siempre hay un motivo para todo!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Prueba estática: nuevo Toyota Corolla

Quizá te habías dado cuenta, pero no sabías la razón de por qué Toyota prefiere híbridos a eléctricos. Sin embargo, el Salón de París 2018 ha servido para dar respuesta a esta pregunta que muchos se hacían pero pocos terminaban de entender. Porque en este despegue de los fabricantes en la electromovilidad, los coches híbridos de Toyota tienen protagonismo sobre los eléctricos y, según Gerald Killmann, ingeniero jefe de Toyota en Europa, hay buenas razones para ello.

No te pierdas: ¡El Toyota Yaris celebra 20 años!

La primera es el ahorro de recursos: "imagina que tienes 40 kWh de baterías; ¿pondrías todas en un eléctrico y fabricarías 30 coches de combustión tradicional o harías 40 híbridos con 1 kWh cada uno?", explica. 

"Además, nuestras investigaciones muestran que en las ciudades europeas, los híbridos circulan en modo cero emisiones dos terceras partes del tiempo y la mitad del recorrido que hacen. Entonces, si hacemos 40 coches híbridos en lugar de un solo eléctrico, hemos conseguido que la mitad de los kilómetros recorridos sean cero emisiones. Si hacemos solo un eléctrico, solo la cuadragésima parte de la distancia en ciudad sería cero emisiones. Ese es el motivo por el cual lo mejor para la calidad del aire es democratizar los híbridos”, sentencia.

Entonces, si hacemos 40 híbridos en lugar de un solo eléctrico, hemos conseguido que la mitad de los kilómetros recorridos sean cero emisiones. Si hacemos solo un eléctrico, solo la cuadragésima parte de la distancia en ciudad sería cero emisiones. Ese es el motivo por el cual lo mejor para la calidad del aire es democratizar los híbridos”, sentencia.

 

¡Así es el nuevo Toyota RAV4! 

 

Desde Toyota dudan además de que algún día haya suficientes fabricas de baterías como para que esto cambie. “Lo primero, no hay suficiente cobalto para el tipo de baterías que se fabrican ahora. Pero es que además cada nuevo tipo de batería necesita una gran inversión en I+D y en la planta”, apunta Killmann.

“En Toyota hemos fabricado baterías de níquel-metal-hidruro para 20 años. Hemos pagado por esa planta. Pero si inviertes en ion-litio ahora, antes de que lo amortices tendrás que invertir otra vez en baterías en estado solido”, matiza. 

Toyota sigue trabajando, por tanto, en la manera de hacer los sistemas híbridos más eficientes, de manera que los costes sigan cayendo. La primera generación del Toyota Prius, por ejemplo, no trajo beneficios, pero la segunda generación del sistema híbrido que montan estos coches les costó solo la mitad, así que fue rentable. 

 

 

La tercera generación costó solo la tercera parte de la primera y la actual, solo una cuarta. Respecto a si veremos coches eléctricos de Toyota, la respuesta es sí, así como los de pila de combustible, que son también un tipo de hibridación. 

Sin embargo, de momento su estrategia está centrada en los coches híbridos en vez de eléctrico. Próximamente daremos la bienvenida a modelos como el Toyota Corolla hybrid, Toyota Camry hybrid, Toyota RAV4 hybrid y el Lexus UX.

Todo sobre los coches de Toyota está en nuestras fichas

 

Lecturas recomendadas