Pasar al contenido principal

El primer coche de Skoda ya es centenario: ¿sabes cuál es?

Primer coche de Skoda

Hace 125 años nació la marca y con ella, su primer automóvil 

El Skoda Enyaq es la última revolución de Skoda; su primer coche eléctrico al 100% marca el comienzo de una nueva era para la compañía checa, que en 2020 ha cumplido 125 años de historia. Pero, ¿cómo fueron realmente sus comienzos?

No te pierdas:  ¿Quién esta detrás de este Skoda Slavia?

En diciembre de 1905, Václav Laurin y Václav Klement presentaron al público su primer automóvil, la Laurin & Klement Voiturette A, con él que daban un paso adelante tras haberse dedicado a producir bicicletas -bajo la marca SLAVIA- y motocicletas.

Por cierto, estas últimas -que contaban con un diseño innovador y motores de gasolina de un solo cilindro montados en la parte baja del marco- lograron un gran éxito, tanto en carretera como en competición.

Sin embargo, Skoda detuvo la producción de bicicletas para ampliar el área de producción en 1905, cuando la compañía empleaba a 355 personas que trabajaban en un espacio de 9.500 metros cuadrados y usaban 206 herramientas mecánicas, y dar paso a la producción de la Voiturette A, el primer automóvil de Laurin & Klement.

Primer coche de Skoda

La versión de serie fue portada del semanario bohemio "Sport a hry", el miércoles 27 de diciembre de 1905 y el editor, Vilém Heinz, le valoró de manera positiva. 

"En pocas palabras, su apariencia es bonita; las líneas son elegantes (...) Es el coche de dos plazas perfecto (...) La velocidad puede regularse entre 5 y 45 km/h [nota: esta era la velocidad máxima permitida por la Normativa Automóvil Austríaca]; sus marchas están diseñadas para lidiar con pendientes del 20%", afirmaba, para acabar diciendo que era "práctico, cómodo y barato", ideal para el uso cotidiano y con un precio asequible: 3.600 coronas.

L&K Voiturette A: más detalles del primer coche de Skoda

Pero, ¿cómo era mecánicamente el primer coche de Skoda? La base de la L&K Voiturette A era un marco de escalera con dos ejes rígidos con muelles de ballesta. El motor V2 estaba refrigerado por agua, montado en el frontal y tenía una bancada de cilindros con un ángulo de 55 grados, una cilindrada de 1.005 cm3 y generaba una potencia de 7 CV (5,2 kW); estaba asociado a una caja de cambios automática de tres velocidades.

El coche, que era especialmente ágil y pesaba tan solo cerca de 500 kilogramos, se desaceleraba con un pedal que frenaba el tambor situado detrás de la caja de cambios, así como con una palanca conectada a los frenos de tambor del eje trasero.

Primer coche de Skoda

En vez de las llantas y radios de madera de serie, los clientes podían optar por ruedas de alambre, y la disposición de los asientos permitían elegir entre dos asientos individuales o una banqueta doble con un compartimento para el equipaje situado detrás.

La lista de extras era simpática para la época: por ejemplo, las luces y el techo del vehículo se ofrecían como opción y, además de los colores básicos, -rojo, verde y azul-, los países de habla francesa también tuvieron la opción de elegir el color gris; el color blanco costaba 50 coronas adicionales.

¿Fue un modelo de éxito?

Entre 1905 y 1907, Laurin & Klement fabricó, por lo menos, 44 copias de la Voiturette A, de las cuales cinco han sobrevivido hasta nuestros días; una de ellas forma parte de la exposición permanente del Museo Škoda de Mladá Boleslav.

Su historia no parece larga, pero realmente, el L&K Voiturette A se convirtió en el trampolín del desarrollo dinámico de la compañía ya que sentó las bases de 115 años de ingeniería del automóvil en la planta de Mladá Boleslav.

Buscador de coches

Y además