Pasar al contenido principal

Prueba del Ford F-150 Lightning: enorme, práctico y sorprendentemente rápido

Prueba del Ford F-150 Lightning
Ford

Hemos conducido el Ford F-150 Lightning, la reinterpretación eléctrica del pick-up más popular de los Estados Unidos. ¿Tiene los encantos necesarios para seguir encandilando a su público?

Realizar una prueba del Ford F-150 Lightning en un medio español es algo llamativo, ya que en principio no veremos a este gran pick-up americano por nuestras carreteras. Sin embargo, algunos ejemplares sí han llegado de forma temporal a Europa, así que podré experimentar cómo va la versión eléctrica del modelo más vendido en Estados Unidos.

En concreto, voy a conducir una unidad de color azul en acabado Lariat, que se encuentra un peldaño por debajo del Platinum tope de gama. No es tan completo como este último, pero cuenta con toques como unas insignias específicas, llantas de 20” en gris oscuro, techo solar dividido, asientos calefactados y ventilados… Más o menos, lo habitual hoy en día.

Prueba del Ford F-150 Lightning
Ford

Estoy seguro de que muchos de estos elementos aportarán una gran comodidad en el día a día, pero no voy a comprobarlo hoy. Lo principal es saber cómo se comporta y por ello estoy en el complejo de pruebas que Ford tiene en Lommel (Bélgica), donde se desarrollan multitud de nuevos modelos.

Por un lado, me decepciona no poder conducir el Ford F-150 Lightning en carreteras abiertas, pero también lo agradezco. Al fin y al cabo, este pick-up mide 5,91 metros de largo y poco más de 2 metros de ancho. Sin duda, son números que pueden no combinar bien con los escenarios europeos, aunque van de maravilla en el país de las barras y estrellas.

Diseño e interior 

Más allá de las dimensiones, el aspecto del F-150 eléctrico no difiere demasiado del de las versiones de combustión, aunque cuestiones como su plataforma sean específicas de esta variante. En general, no cambian demasiadas cosas más allá de la parrilla cerrada, los faros LED unidos delante y detrás, las llantas de diseño aerodinámico y las inscripciones “Lightning”.

Por otra parte, dentro tampoco hay demasiadas novedades, aunque sí percibo una mayor presencia tecnológica. De hecho, lo primero que capta mi mirada es la pantalla de 15,5” colocada en el salpicadero, con el sistema SYNC 4A y similar a la de coches como el Mustang Mach-E.

Prueba del Ford F-150 Lightning
Ford

Eso sí, además de esto, otra cosa que me sorprende es la cantidad de elementos operados electrónicamente. No solo el ajuste del asiento se puede manejar así, sino que también puedo operar con algún botón la posición de los pedales, la apertura y cierre del maletero frontal de 400 litros, la ventanilla de la luneta trasera… Lo difícil es encontrar un ajuste manual aquí.

Aun así, si hay algo que realmente destaco en el interior del F-150 Lightning es el espacio. Sentado en el asiento del conductor, noto una amplitud sorprendente y también me llama la atención la variedad de huecos portaobjetos como el del reposabrazos central, el cual se convierte en una superficie de trabajo tras plegar con un botón el selector de marchas

Motor y prestaciones

Todo esto está muy bien para un gran pick-up estadounidense, pero ¿con qué se mueve esta monstruosidad de unas 3 toneladas de peso? A diferencia de los anteriores Lightning, que usaban motores V8, en este caso hay dos propulsores eléctricos. Cada uno está colocado en un eje, lo que aporta tracción integral.

En este sentido, hay dos versiones que se pueden adquirir: una con la batería estándar de 98 kWh y 452 CV, así como otra con la batería de 131 kWh y 580 CV. En cualquiera de ellas, eso sí, el par máximo no varía y se queda en 1.051 Nm. Así, el paso de 0 a 100 km/h se puede realizar en unos muy respetables 4,5 segundos.

Prueba del Ford F-150 Lightning
Ford

Aun así, este no es un deportivo y, ya que es un eléctrico, importan cuestiones como la distancia que puedes recorrer. Así, la autonomía del Ford F-150 Lightning según la EPA estadounidense es de 370 kilómetros en la versión de batería normal, así como de 514 kilómetros de la de la batería mayor.

Estas son cifras bastante razonables en la actualidad, pero la capacidad de la batería de este pick-up no solo sirve para llegar más lejos, ya que ofrece opciones como la de suministrar energía a otros aparatos e incluso a tu propia casa. No es una mala alternativa si hay un apagón, sin duda…

Al volante del F-150 Lightning: ¿cómo va?

Hasta ahora, me he sorprendido con varias características de este modelo, pero es hora de comenzar la prueba del F-150 Lightning. Por ello, arranco con suavidad y me desplazo a una parte del circuito que simula carreteras secundarias con distintos niveles e incluso zonas bacheadas.

Empiezo tranquilo y rodeado de un absoluto silencio, así como noto una gran suavidad por parte de la suspensión. Casi no noto los baches de la carretera y tampoco es incómodo pasar por una breve zona adoquinada a cierta velocidad. Sin duda, esto puede venir bien al hacer recorridos largos o salir de la carretera, pero hoy me centraré en ella.

Prueba del Ford F-150 Lightning
Ford

De momento, en una conducción relajada no estoy decepcionado y no noto que esté llevando un vehículo especialmente pesado. Sin embargo, esto no tiene por qué ser así en velocidades más altas, así que me detengo en una recta para probar de qué es capaz el tren motriz de este pick-up eléctrico.

Sin obstáculos por delante, piso a fondo y me pego al asiento en una aceleración realmente llamativa para un vehículo tan grande. Pronto se acerca una curva y la tomo con cautela, pero la estabilidad que noto me da a entender que puedo ir más allá. De hecho, así es, ya que la baja posición de las baterías ayuda claramente en estas situaciones.

Por supuesto, noto algo de peso en las curvas y no es posible percibir la misma agilidad que ofrece un Mach-E GT, por ejemplo. No obstante, reconozco estar sorprendido, ya que no me esperaba este comportamiento dinámico. Eso sí, es evidente que este modelo no está realmente enfocado a conducir rápido y brilla más en una conducción más relajada.

Precios, rivales y conclusión

Prueba del Ford F-150 Lightning
Ford

Aunque en España no esté prevista su venta por el momento, el precio del Ford F-150 Lightning parte de 51.974 dólares -unos 52.684 euros- en Estados Unidos por el momento. Así, puede enfrentarse a rivales como el nuevo GMC Sierra EV -desde 50.000 dólares- o el Tesla Cybertruck, que en principio partirá de unos 40.000 dólares.

En definitiva, está claro que los pick-up eléctricos están empezando a ganar presencia al otro lado del charco y Ford no podía tardar en actuar. Aun así, es de valorar su valentía al decidir modificar uno de sus vehículos más emblemáticos en lugar de crear otro sin relación con el legado de la marca. 

De esta manera, el resultado en el F-150 Lightning es el de un pick-up que mantiene la versatilidad propia de las versiones de combustión, sumadas a los puntos positivos de una mecánica eléctrica. Habrá que ver si es capaz de igualarse a las versiones tradicionales en cuanto a la durabilidad, pero parece que está en el buen camino.

Ford

Modelos populares

Ver todos los modelos

Etiquetas:

Motor pick-up

Y además

Buscador de coches