Pasar al contenido principal

Prueba del Mercedes GLC 350 d 4Matic: el diésel más potente

Diésel. Seis cilindros. Alemán.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿Prueba del Mercedes GLC 350 d 4Matic? Me suena mucho...

Sí, porque no es la primera vez que un modelo de la gama GLC pasa por nuestras manos... aunque sí es el primero que emplea diésel como combustible. Puede que hayas leído nuestra prueba del GLC 43 AMG o la información que publicó ayer mi compañera Rebeca Álvarez sobre el nuevo GLC 63 en sus variantes SUV y coupé

¿Diésel?

Los Audi deportivos diésel ya no son prioritarios para la marca

Eso es. Antes de que empieces a mirarnos con cara de extrañeza, deja que te expliquemos: se trata del modelo 350 d 4Matic, que es el más potente de toda la gama de gasóleo del modelo de Mercedes y que está propulsado por un bloque V6 de tres litros con 258 CV y 620 Nm de par máximo. 

No suena mal... ¿es mucho mejor que las versiones de cuatro cilindros? 

Desde luego. Aunque las variantes con motor de cuatro cilindros tampoco son una mala opción -sobre todo la conocida como 250 d con 204 CV-, en un coche de estas características nunca sobran cámaras de combustión... ni potencia bajo el pedal derecho. 

Háblame de prestaciones

Vamos allá: aunque este tipo de coches no están pensados para ofrecer unas cifras de infarto -salvo en los consumos-, la unidad de nuestra prueba del Mercedes GLC 350 d 4Matic es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos con una velocidad punta de 238, que no está nada mal teniendo en cuenta que se trata de una mole de 1.890 kg de masa. Buena culpa de estas cifras la tiene su excepcional cambio de nueve relaciones que siempre trabajo optimizando su respuesta en función de las necesidades de la conducción... por muy animales que éstas sean. 

¿Y el consumo? 

Sabíamos que nos lo preguntarías: Mercedes homologa un gasto medio en ciclo combinado de sólo 5,9 litros con unas emisiones de CO2 de gramos cada 100 kilómetros. Sí, nosotros también pensamos que se han pasado de optimistas.

Parece el GLC que hay que tener...

Si lo que buscas es un SUV espacioso con el que poder ir a cualquier parte sin preocuparte demasiado por el consumo ni por el estado del firme, desde luego. El coche es brioso, suave, pisa muy bien y trata a sus pasajeros con un mimo difícil de encontrar en el segmento... sin gastarte lo que piden en Porsche por un Macan -aquí tienes nuestra prueba del GTS-. Además, la prueba del Mercedes GLC 350 d 4Matic nos ha dejado muy claro que añadir un par de cilindros a cualquier receta la hace mejorar bastante. Y eso siempre es una buena noticia, ¿verdad? ¡Ponga un V6 en su vida!

No me habéis dicho el precio

¡Casi se nos olvida! En España el GLC con el bloque diésel más potente está disponible por un precio de 64.451,99 euros, que son 5.000 menos que los que cuesta un Macan S Diesel animado por un bloque V6 de... 258 CV. Tú verás...

Texto: Tom Harrison

Lecturas recomendadas