Pasar al contenido principal

Llega el Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+: ¡tiembla, Macan!

Pequeño SUV pero con un potente corazón: un V8 biturbo capaz de desarrollar hasta 510 CV de potencia. Incorpora además de serie el sistema de tracción integral 4MATIC+.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

Un nuevo miembro llega a la familia del GLC: el Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+, el nuevo todocamino de Mercedes firmado por los de Affalterbach, que estará disponible también en versión coupé. A simple vista, observamos que incorpora la parrilla Panamericana que promete ponerse tan de moda en los nuevos modelos de la compañía, más allá del Mercedes-AMG GT R.

La inmensa toma de aire inferior y la estrella de grandes dimensiones dan un aspecto más imponente al nuevo GLC 63 y en la trasera, destaca el difusor y la cuádruple salida de escape para disfrutar del sonido que todos esperamos de un coche de estas características. ¡Música para tus oídos en el que promete ser uno de los SUV de 2017

No te pierdas: Prueba Mercedes-AMG GLC 43

No espero más para hablarte entonces de su motor: un V8 biturbo de 4.0 litros capaz de desarrollar 475 CV y 650 Nm en el Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ y 510 CV y 700 Nm en el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+. Llegados a este punto, querrás que te hable de sus sistema de tracción integral que viene de serie, el 4MATIC+ con tecnología de distribución variable de par y del cambio automático de nueve velocidades (heredado del E63).

¿Será uno de los SUV más rápidos? Echemos ahora un vistazo a sus datos: respecto a su aceleración, la versión más 'light' es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,0 segundos y la más prestacional, la S (disponible para ambas carrocerías), en 3,8 segundos, con una velocidad máxima que estará limitada a 250 km/h. Si te decantas por la versión Mercedes-AMG GLC 63 S tendrás a tu disposición cinco modos de conducción además (uno más que el modelo estándar).

Estos son Comfort, Sport, Sport +, Individual y Race, a través de los cuáles se puede variar la respuesta del acelerador, la dirección o el cambio. Por otro lado, cabe destacar que la amortiguación es continuamente variable y que tiene tres ajustes, Comfort, Sport y Sport+, que se pueden cambiar independientemente del modo en el que te encuentres. Es decir, que puedes llevar al GLC 63 con el modo Sport + pero con una amortiguación más suave. ¡Buena!

Hará su debut en el Salón de Nueva York y cuando llegue al mercado tendrá además una versión especial llamada Edition 1 que reconocerás por su aspecto mucho más radical y numerosos detalles en amarillo. Junto al Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio, el Porsche Macan Turbo y el Jaguar F-Pace SVR, la rivalidad en el futuro de los SUV deportivos pinta muy, muy interesante... 

Lecturas recomendadas