Pasar al contenido principal

¿Qué hacer si te quedas sin aceite en el coche?

Peligro de muerte para tu mecánica.

Aceite sintético

Es fundamental que tu motor siempre esté lubricado, por eso es importante saber qué hacer si te quedas sin aceite en el coche. Si el motor se queda sin aceite, tiene las horas contadas. ¿Por qué? Pues muy sencillo: el aceite es el encargado de lubricar todas las piezas móviles de tu mecánica y si este está ausente (o bien no está en buen estado) el motor fallará estrepitosamente: la fricción hará que numerosas piezas alcancen su límite términos y terminan dejando de hacer su función.

¿Cómo quedarse sin aceite en el coche?

Te interesa: ¿cómo cambiar una rueda pinchada?

Son diversas las causas, pero la más probable es una fuga en algún circuito del aceite o en el propio cárter, bien por el fallo de algún componente interno o bien por algún tipo de golpe. ¿Cómo saber si tienes una fuga de aceite? Si el coche está ‘seco’ probablemente el ordenador de a bordo te lo indicará con una señal lumínica en forma de aceitera, bien en el cuadro de mandos o bien en la pantalla del ordenador. Si esto ocurre antes de arrancar, sal del vehículo y echa un vistazo a los bajos del coche: si ves un charco de aceite, es evidente que tienes una fuga. En un caso así, lo único que puedes hacer es llamar a la grúa y llevar el coche a un taller para que busquen el origen de la fuga.

 

 

Si miras y no hay fuga es posible que el fallo se deba a la condición del aceite. En este caso, lo más recomendable es llamar a la grúa y llevar el coche al taller para que lo revisen: lo más probable es que debas cambiar el aceite o revisar algunos de los elementos asociados al sistema de lubricación del vehículo, como el filtro de aceite o la bomba de aceite. 

 

No rodar con el coche

Es importantísimo que, ante cualquier avería relacionada con el aceite del motor, no muevas el coche por sus propios medios. Si el aceite no lubrica correctamente el motor lo puedes romper en cuestión de minutos. Puedes hacer que la biela se salga del cigüeñal, que diferentes piezas puedan sufrir un desgaste prematuro o que, simplemente, el motor termine gripando porque alguna pieza móvil se haya recalentado tanto que haya dejado de funcionar. En cualquier caso, reparaciones costosas y, en muchas ocasiones, terminales para tu coche.

 

Qué hacer si te quedas sin aceite en el coche. ¿Y si sufro una avería en marcha?

 

 

Si detectas los problemas de lubricación del motor en parado la solución es fácil: llamar a la grúa. Pero ¿qué pasa si ocurre en marcha? En ese caso, además de las posibles señales acústicas o luminosas del coche, es muy probable que escuches un ruido extraño proveniente de la mecánica, un ruido metálico y poco agradable. También puede ser que la combustión no sea perfecta y eso se puede detectar bien por un exceso de humo en el sistema de escape o bien por un olor extraño. También es posible que la temperatura del motor aumente considerablemente. En cualquiera de estos casos, la solución es la misma: parar inmediatamente el coche en un lugar seguro y pedir ayuda a la asistencia para transportar el coche en grúa hasta el taller. 

 

¿Puede pasarme algo así por no cambiar el aceite del motor?

Sí, ¡y tanto! No cambiar el aceite del motor puede hacer que este se deteriore y las consecuencias serán prácticamente las mismas que si te quedas sin aceite en el motor. El motor puede circular, pero un aceite en mal estado hará que las tripas del motor sufran en exceso y pueda llegar a romper la mecánica. Es importante seguir las instrucciones del fabricante a la hora de cambiar el aceite, lo recomendable es cambiarlo entre 5 y 20 mil kilómetros. ¡Importante! Si tienes el coche parado, también deberás cambiar el aceite, ya que con el paso del tiempo se puede oxidar y perder parte de sus propiedades lubricantes. Es recomendable cambiarlo cada dos o tres años. ¡Y no poner coca-cola en el motor en lugar de aceite!

 

 

Para rematar y tener controlado qué hacer si te quedas sin aceite en el coche, recuerda que el lubricante del motor es clave para el buen funcionamiento de tu coche: cualquier avería relacionada con la falta de lubricación será muy costosa y es algo que podemos evitar con facilidad. ¡No te despistes y nunca dejes a tu motor sin un aceite apropiado! ¡Es su oxígeno para poder seguir respirando!

Lecturas recomendadas