Pasar al contenido principal

VÍDEO: Nos encanta este Ford GT vestido con la carrocería de un Ford Mustang

Una rareza de lo más espectacular
Imagen de perfil de JavierAlfonso

Este sea posiblemente uno de los coches de Ford más bonitos que hayas visto hasta ahora. Un Ford GT vestido con la carrocería de un Ford Mustang en este vídeo. Una ida de olla de las que nos vuelven locos... Es realmente bonito. 

Te interesa: VÍDEO: Ford Focus RS vs Ford Mustang 5.0 V8, ¿cuál gana en aceleración pura?

¿Qué pasaría si un Ford GT se viste con la carrocería del Ford Mustang? Pues el resultado es este coche tan espectacular que estás viendo en este vídeo. Una brutal genialidad que une lo mejor de los dos coches deportivos más icónicos de Ford. Es una locura, pero nos hemos enamorado. Más de uno lo querría tener en su garaje cada mañana, ¡estamos seguros! Yo el primero... 

Un Ford GT vestido de Ford Mustang 

El Ford GT es el deportivo más prestacional de toda la gama Ford. Es un coche que nació como resultado al monopolio de Ferrari en Le Mans en los años 60. Tal fue su éxito, que Ford empezó a comercializar exclusivas unidades de calle de este coche de carreras para unos pocos afortunados. Años después Ford lanzaría una nueva generación con más unidades e igual de deportiva. 

De hecho, ese es su éxito. El Ford GT es un coche con un claro carácter deportivo, un coche de carreras homologado para la calle. Luce una estética de competición y lleva un motor V6 de 3,5 litros que desarrolla 647 CV de potencia y 750 Nm de par máximo gestionados por una caja automática de 7 relaciones. 

Pero, ¿había una forma de mejorarlo? Tras ver este vídeo la respuesta es sí. Esto es lo que sucede si se viste un Ford GT con la carrocería de un Ford Mustang de última generación, el coche más icónico de la marca. Es más ancho, mantiene la silueta del GT, pero con las líneas del Mustang. En nuestra opinión, una obra de arte… 

Y a ti qué te parece, ¿un ‘rara avis’ o verdadera preciosidad? Para gustos los colores. Pero lo que está claro es que es un coche muy especial al que seguro le han puesto ya los ojos desde Ford. Combinar lo mejor de dos mundos en un solo coche. Una locura de las que enamoran. 

Y además