Pasar al contenido principal

Llega el primer atropello mortal de un coche autónomo

La empresa ha suspendido inmediatamente las pruebas que estaba realizando por Estados Unidos.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Vovlo XC90: Primer Atropello autónomo mortal

El primer atropello mortal de un coche autónomo ha tenido lugar este lunes: un vehículo sin conductor de Uber ha causado el accidente en Tempe, Arizona

No te pierdas: Niveles de conducción autónoma

La víctima, una mujer de 49 años llamada Elaine Herzberg, cruzó presuntamente la calzada con su bicicleta por un lugar alejado de un paso de peatones, según informaron fuentes de la investigación, cuando fue arrollada por un Volvo XC90 adaptado en modo de autoconducción.

La Policía local informó de que una ciudadana había sido atropellada en la madrugada del domingo al lunes mientras caminaba con su bicicleta y a pesar de que fue trasladada a un hospital no pudo superar las heridas sufridas. 

Como no podía ser de otro modo, Uber ha transmitido las condolencias a la familia de la fallecida en Twitter -menudo medio más frío para un tema tan delicado- y ha indicado que colaborará con las autoridades en la investigación de lo sucedido. Hay que señalar que en el momento de los hechos, en el interior del coche sin conductor de Uber, viajaba un asistente de la compañía.

 

 

 

Tras el desgraciado accidente, la empresa de transporte ha suspendido inmediatamente el programa de pruebas que desde hace varios meses venía desarrollando con estos coches autónomos en las ciudades estadounidenses de San Francisco, Pittsburgh y Tempe, así como en la canadiense de Toronto.

Uber inició las pruebas con este tipo de automóviles en diciembre de 2017 en San Francisco. Sin embargo, varios de sus automóviles se saltaron diversos semáforos, lo que unido al hecho de que carecían de permiso para circular por la ciudad en la que tienen su cuartel general, les hizo salir pitando de allí rumbo a Arizona.

 

 

Y hace solo un mes ya había protagonizado otro incidente de circulación en Arizona. Por cierto, ¿qué piensa hacer ahora Uber con los ¡24.000! coches que le encargó a Volvo y por los que pagó 1.000 milloncetes de dólares? Se supone que los iba a destinar a la conducción sin humanoides al volante. No obstante, el primer accidente mortal se produjo en 2016 cuando un Tesla Model S, con el sistema de piloto automático activado, chocó en Florida contra un camión.

Uff, no sería el redactor que firma este post quien dejara su vida en las manos de lesta tecnología. Todavía le resta mucho por desarrollarse y progresa.

Imagen portada: YouTube.

Lecturas recomendadas