Pasar al contenido principal

Así es el volante capacitivo del Mercedes Clase E

Capacitivo como los móviles

Al echar un vistazo al último volante que ha diseñado Mercedes, a más de uno se le va a poner cara de sorpresa. Porque ya no hablamos de botones táctiles o físicos, retroiluminados o no. Ahora hablamos de volantes capacitivos. Sí: como los móviles.

Los nuevos volantes van a llegar a los Mercedes Clase E 2020 este verano y se van unir a la fiesta tecnológica que supone la nueva berlina premium de la marca.

El aro tiene dos zonas que detectan si llevas las manos en su sitio, algo que viene muy bien a la hora de desarrollar capacidades de conducción autónoma: ese aviso de "mantenga las manos en el volante" puede cobrar un significado especial y diferente, ya que hasta ahora era necesario que el sistema detectara esos microcambios en la dirección del volante para saber el estado del conductor.

Adiós a los botones

También nos tenemos que preparar a decir adiós a los pulsadores físicos, al menos por el momento. Ahora, además del aro capacitivo, los botones también pasan a ser digitales: Mercedes los llama Touch Control y en realidad son dos superficies continuas al estilo de una pantalla de smartphone, en los que aparecen unos botones virtuales...

Hans-Peter Wunderlich es director creativo de Diseño de Interiores en Mercedes-Benz y ha estado diseñando volantes desde hace 20 años. "El diseño del volante es un mundo en sí mismo y un desafío especial que a menudo se subestima", asegura.

El primero con Touch Control
El Clase E de 2016 estrenó los controles táctiles: fue el primero que lo hizo. Foto: Mercedes
El primer coche del mundo con botones táctiles fue el Clase E de 2016. Foto: Mercedes

Es por esa importancia que le dan a este componente que han puesto tanto interés en él: en 2016 el Clase E fue el primer coche del mundo equipado con botones Touch Control en el volante. Hasta ahora, en cada radio del volante había una serie de botones físicos acompañando a esos pulsadores, aunque había aparecido una especie de joystick táctil que te permitía moverte por la pantalla central o por el cuadro de relojes.

Curiosamente, en la marca también han aportado datos del volante del nuevo Mercedes Clase E que no suelen proporcionar: por ejemplo. que el tamaño del volante permanece idéntico al de la generación a la que va a sustituir y va desde los 370 mm dela versión 'Supersport' a los 380 mm del acabado 'Lujo'.

También que el aro del volante tiene 29 mm de ancho y de 42 a 44 milímetros de profundidad. Wunderlich lo resume así: “El aro del volante es la clave de un volante. Su diseño geométrico es una ciencia en sí misma". Y continúa: "Debe caber perfectamente en la mano. Si es un milímetro demasiado grueso, se siente abultadamente desagradable. Si es un milímetro demasiado fino, parece que está muerto de hambre. Y esa impresión nubla la sensación general del automóvil”.

En definitiva, los nuevos volantes del Clase E dan el paso definitivo y dejan de ser simples circunferencias para convertirse en virguerías tecnológicas repletos de sensores. Las cuestiones son: ¿realmente es necesaria la eliminación de botones táctiles? ¿Cómo van a encontrar las yemas de los dedos los pulsadores que queremos sin tener que quitar la vista de la carretera? A juzgar por las imágenes, parece que ese aspecto lo han solventado bien. Os lo contaremos en cuanto pongamos las manos en él...

Buscador de coches

Y además