Audi pisa el acelerador de sus modelos eléctricos e-tron

La marca de los aros cree que la mejor defensa es un buen ataque y la polémica de las emisiones del Grupo Volkswagen ha provocado que las prisas por crear modelos híbridos y eléctricos hayan aumentado considerablemente.

Audi apuesta fuerte por la tecnología eléctrica y sus modelos e-tron. Vale, eso ya más o menos lo intuíamos, lo que nos ha sorprendido son las prisas que han mostrado algunos dirigentes de la marca tras el escándalo del ‘diéselgate’. Parece que borrar la mala fama conseguida en estos últimos meses en el apartado de las emisiones ha puesto contra la pared a más de un directivo, también en Audi.

El objetivo está fijado: dejar claro que Audi, como marca, tiene una responsabilidad y un compromiso claro con el respeto al medio ambiente. Por eso, se han dejado de lado algunos proyectos muy interesantes como el del supuesto Audi TT ‘off-road’ y se han destinado una gran parte de los fondos a tecnologías verdes, en particular a sus modelos 100% eléctricos e-tron Quattro, a otros modelos de la gama híbrida así como a la futura pila de combustible con hidrógeno.

El primer modelo 100% eléctrico de la marca llegará a la cadena de producción en 2018 y será el esperadísimo SUV que estará basado en el Audi e-tron Quattro Concept. “Por supuesto todos estamos afectados por los efectos de la crisis del diésel. Nuestro pensamiento está ahora en limpiar nuestra imagen y mostrar a la gente lo serios y comprometidos que estamos con las energías limpias.” Aseguran desde la dirección de la marca.

Como te decía, algunos proyectos se han dejado por el momento de lado y otros más importantes, como el lanzamiento del Audi Q4, se ha retrasado hasta, al menos, el año 2019. Por supuesto, el calendario de renovación de modelos tan importantes como el Audi A5 no se han visto afectados.

Pero todas las esperanzas y la principal inversión de la marca pasa por el lanzamiento del Audi e-tron Quattro, un SUV completamente eléctrico que se colocará entre el Q5 y el Q7 por tamaño y que contará con tres motores eléctricos, dos en el eje trasero y uno delante, que en conjunto producirán más de 400 CV, 800 Nm de par instantáneo y unas prestaciones de auténtico deportivo: acelerará de cero a cien en poco más de cuatro segundos.

El rival más importante del Tesla Model X contará con una autonomía más que aceptable: algo más de 500 km, gracias a sus baterías de 95 kWh de capacidad. También se espera una versión propulsada con hidrógeno y bautizada como h-tron Quattro, que será lanzada un año más tarde: contará con dos motores, uno en cada eje, que producirán unos 300 CV en total. En este caso lo más interesante será una autonomía de más de 600 km y un sistema de rellenado de hidrógeno que será factible realizar en apenas cuatro minutos.

Audi ya mira cara a cara al futuro de su gama y esta pasa por los modelos eléctricos y de hidrógeno. La apuesta es clara, la imagen debe ser limpiada y no hay nada mejor para ello que utilizar modelos tan tecnológicamente avanzados y respetuosos con el medio ambiente.

También te puede interesar:

BMW i3: más batería y mayor autonomía de cara al verano

Audi RS Q5: un SUV radical con alma de superdeportivo

Audi A4 Allroad: llega a España el próximo verano

Vídeo: por qué necesitas un Audi RS4 para pasarlo bien en la nieve

Audi SQ7: un SUV diésel de 440 CV

Llega el nuevo Audi Q2: joven, pero sobradamente preparado

Lecturas recomendadas