Pasar al contenido principal

Iso Rivolta Chronicles: ¡hoy toca conocer al Iso GT300!

Nuevo capítulo de esta serie que busca dar a conocer esta gran desconocida.

Hace unas semanas ya te presenté el primer capítulo de la serie Iso Rivolta Chronicles, varios vídeos en los que se busca recuperar del olvido esta gran marca italiana creadora de auténticos mitos como el Isseta o el Iso Grifo. Hoy, en el vídeo que puedes ver al final de la galería, nos cuentan la historia del Iso GT300, el gran turismo de la marca que pretendía aunar en un mismo coche la deportividad de un Ferrari con el confort y el lujo de un Rolls-Royce. Fue la gran apuesta personal de Renzo Rivolta, pensando en una producción en masa con la vista puesta en EEUU. Sus planes no salieron bien.

No te lo pierdas: ¿y si los coches italianos tuvieran nombre en castellano?

Y es que el Iso GT300 parece que fue un concepto demasiado ambicioso para la época. A finales de los 50 se planteó la creación del ‘Gran Turismo’ definitivo, un coche que combinase lujo y prestaciones, con un diseño espectacular y un gran nivel de calidad. En 1962 empezó la producción del Iso GT300 y para ello se compraron una serie de máquinas realmente avanzadas para su producción masiva. No obstante, el coche no terminó de triunfar, especialmente en EEUU. 

 

 

¿Por qué? Bertone diseñó el Iso GT300 ofreciendo un estilo único, moderno y sofisticado. Pero además de diseñarlo, también era el encargado de producir su carrocería, que más tarde viajaba hasta la planta de montaje de Iso donde se le acoplaba el motor y el resto de componentes. Esta no fue la mejor decisión, ya que se reportaron numerosos fallos de fabricación que le dieron mala fama al coche y a la marca en un mercado tan importante como el americano.

Lamentablemente, el Iso GT300 y la marca dejaron de producirse diez años más tarde: la inversión en la nueva línea de montaje jamás se recuperó y tras producir 795 ejemplares la bancarrota fue inevitable. No obstante, el Iso GT300 es un coche realmente interesante: elegante, refinado y con un V8 de origen americano indestructible. ¡No merece caer en el olvido!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear