Pasar al contenido principal

Las 11 mayores cagadas del safety car en el Motorsport: ¡qué peligro!

¡Peligro!, que viene el coche de...seguridad

Imagen de perfil de Javier Prieto
Cagadas del safety

Aunque parezca increíble, las cagadas del safety car en el Motorsport son más numerosas de lo que puedes pensar. Y para demostrártelo hemos preparado una selección de sus intervenciones más gloriosas, es decir, más desastrosas. En algunas de ellas, el coche de seguridad solo se convirtió en el mayor peligro de la pista, mientras que en otras llegó a provocar accidentes bastante serios.

A ver, es verdad que cualquiera puede tener un mal día y cometer fallos en su trabajo. Sin embargo, en el caso del safety, las equivocaciones pueden acarrear consecuencias dramáticas. 

Por cierto, si te mola esto de los errores en las carreras, echa un vistazo a las mayores meteduras de pata del automovilismo, sin olvidarte de los pit stops más desastrosos en la historia de la F1 ni de las peores paradas en boxes de la temporada 2016 de dicha especialidad. Vas a disfrutar como un enano y además son el complemento perfecto a este post que estás leyendo. 

   

Caos en la salida en Paul Ricard 2011

Arrancamos este ranking con una de las mayores cagadas del safety car en el Motorsport que se recuerdan. Sucedió en el Circuito de Paul Ricard donde se disputaban las 6 Horas de Le Castellet, pertenecientes a las Le Mans Series 2011.

Resulta que el coche de seguridad, un Audi RS5, encargado de dar la salida lanzada de la carrera, no se apartó después de esta. Y claro, encabezando el pelotón a baja velocidad, provocó un atasco que desembocó en varios choques. La lió parda ese pollito.

 

 

Frenar en una curva en Spa 2008

Durante una prueba de la Supercar Challenge celebrada en el Autódromo de Spa 2008 al coche de seguridad no se le ocurrió mejor idea que frenar en plena curva. Atento a los host**zos que provocó el iluminado del autómovil rojo. Aquello no terminó en tragedia gracias a que San Cristóbal echó unas horitas extras. 

 

 

Detenerse en un cambio de rasante 

Hemos visto varias veces las secuencias de la prueba V8 Supercars en Phillip Island 2009. Y no hemos conseguido descifrar qué pretendía el safety car (Audi de color amarillo) al detenerse en plena carrera en un cambio de rasante.

Imagínate la cara de asombro de los corredores que le precedían. Por cierto, después de que los competidores se pusieran a su altura, comenzó a adelantarlos. Hay fenómenos propios del gran Iker Jiménez que no admiten una explicación convencional.

 

 

Un todoterreno a paso de tortuga

Alex Wurz, una de las grandes promesas del automovilismo austriaco de los 90, sabía que para abrirse paso en la competición tendría que superar muchos rivales. Lo que no se esperaba era tener que adelantar a un todoterreno que cumplía las funciones de safety car y chocar con él.

Pues, amigo, eso mismo es lo que le pasó en el transcurso de una prueba de la F3 en el Autódromo de Avus (Alemania) en 1995. Alucinante.  Y digo yo, ¿no había ningún otro buga más rápido que un 4X4?

 


 

Salida de pista en la Indycar 2014

En una carrera valedera para la Indycar 2014 que tuvo lugar en Toronto (Canadá) comenzó a llover a mares, por lo que el coche de seguridad (Honda) apareció en el trazado para evaluar la situación. El problema fue que, después de trompear, quizás debido al aquaplaning, quedó fuera de combate en una de las escapatorias.

Los bólidos continuaron a su ritmo en la competición, ya sin ese estorbo de color blanco. Después de aquello quedó claro que el automóvil elegido, el piloto o los neumáticos -o ninguno de los tres- no eran los adecuados para inspeccionar el autódromo.

 

 

Pioneros en las cagadas del safety

Unas de las primeras y mayores cagadas del safety car en el Motorsport tuvo lugar en las 500 Millas de Indianápolis 1971. No sabemos qué se le pasó por la cabeza a su conductor, pero tras dar la salida en marcha y tras circular a toda velocidad por la calle de boxes, perdió el control del vehículo.

Y lo que es peor, acabó estampándose contra un grupo de fotógrafos que situados al final del pit, estaban siguiendo la cita. Afortunadamente no se ha vuelto a repetir una imprudencia similar.

 

 

El coche de seguridad la lió en la F1

También la F1 ha protagonizado algunas cagadas del safety car en el Motorsport. Concretamente, en el GP de Mónaco 1995 un Renault Clio embistió al monoplaza del japonés Taki Inoue, uno de los peores pilotos de la historia de la especialidad. Pero estando por medio el inefable nipón no podemos poner la mano en el fuego de quién fue el culpable del siniestro. Ah, ¿sabías que tuvo otro percance con el coche de seguridad en la misma temporada? Sigue leyendo.

 

 

Taki Inuoe: un imán para el safety

Solo tres meses después del mamporro sufrido en las calles del Principado, el pobre Inuoe repitió percance con el mismo protagonista: el safety car. Resulta que en el GP de Hungría 1995 se le averió su chatarra (Footwork-Hart). Y cuando llegó el vehículo de seguridad para auxiliarle, éste le atropelló y casi le rompe las piernas al cenizo nipón. Inaudito. Jamás habíamos visto nada igual. ¿ Y tú?

 

 

Imprudencia al estilo coreano

Los orientales nos demostraron en el GP de Corea 2013 que a la hora de ser unos chapuzas y cometer cagadas con el safety car en el Motorsport, no nos tienen nada que envidiar a los europeos. Si no te lo crees, mira a este Jeep Grand Cherokee haciendo las veces de coche de seguridad. Menos mal que inmediatamente llegó el de verdad para poner orden sobre el alquitrán asiático. 

 

 

Un truck de seguridad en una curva

En una cita del United SportsCar Championship 2015 en Belle Isle (Detroit, USA) no emplearon coche de seguridad, sino una ¡pick de grandes dimensiones! Imagínate qué sucedió cuando dicho trasto se detuvo en plena curva para ayudar a un bólido accidentado. Juzga por ti mismo las imágenes.

 

 

Un Chevrolet Cruze que hizo honor a su nombre

Y como broche de oro a las cagadas del safety car en el Motorsport, te servimos la que para nosotros es la peor de todas. A ver, se supone que en una prueba oficial del Campeonato del Mundo de Turismos todo está organizado y controlado.

Pues en Pau (Francia) 2009 no fue así. Fíjate en la forma tan kamikaze que tuvo el safety car de salir al ruedo. Quizás algo tuvo que ver que fuera un Chevlotet Cruze, por aquello del cruce que se marcó en el asfalto.

Ocasionó una colisión espectacular con uno de los vehículos de la competición que venía a todo trapo. A ese hombre habría que retirarle el carnet de conducir...si es que lo tiene, y el pasaporte.

 

 

Si te ha gustado esto de las cagadas del safety car en el Motorsport, tienes que ver la galería que aparece bajo estas líneas. Te partirás de risa.

Lecturas recomendadas