Pasar al contenido principal

5 momentos inolvidables en la Historia del GP de España F1

El GP de España ha vivido grandes duelos, pero ninguno como el Senna-Mansell del 91
Nos hemos puesto nostálgicos al recordar hazañas de apellidos como Senna, Schumacher o Alonso en la 'piel de toro'.

Los 5 momentos más memorables del GP de España F1 han sido protagonizados por algunos de los mejores pilotos de todos los tiempos. Nombre míticos como Gilles Villeneuve, Ayrton Senna, Michael Schumacher o nuestro Fernando Alonso dejaron su sello de calidad en el asfalto patrio. 

 

Madrid 1981: la última victoria de Villeneuve

El público que abarrotaba las gradas del Circuito del Jarama (Madrid) aquel caluroso 21 de junio desconocía que iba a vivir una carrera histórica. Los allí presentes fueron testigos de la última y grandiosa victoria de Gilles Villeneuve en la especialidad, ya que sólo once meses después fallecería en el trazado de Zolder a los 31 años.

Con una de sus obras de arte al volante, el genio de Quebec se despidió de la afición española para siempre. A lomos de un hierro rojo (Ferrari 126CK), mucho más lento que la manada de lobos que le perseguía (Reutemann, Watson, Laffite y De Angelis), se las apañó para mantenerlos a raya y ganar la carrera. Sus frenadas brutales obraron el milagro.  

 

Villeneuve cruzó la meta con 0,2 segundos de ventaja sobre Laffite, 0,5 respecto a Watson, 1 segundo sobre Reutemann y a 1,24 segundos de Elio de Angelis. Además el final de la prueba fue uno de los más emocionantes que se recuerdan y con una de las menores diferencias de tiempos entre competidores. De esa forma se rindió un hermoso homenaje de despedida al trazado madrileño que dijo adiós para siempre a la F1 tras aquella exhibición.

Barcelona 1991: Senna vs Mansell, duelo épico

El 21 de septiembre de 1991 el Circuito de Barcelona albergó el primer Gran Premio en el autódromo de Montmeló. Y para hacerle los honores al coliseo catalán se confabularon de los grabes momentos en la historia de la Categoría Reina. No en vano, Ayrton Senna y Nigel Mansell protagonizaron un duelo hercúleo con tintes épicos. Competición en estado puro.

 

¡Qué forma de atacarse y defenderse del contrario! Y todo con extraordinaria limpieza. De aquella inolvidable batalla sobresalió una legendaria imagen que se ha convertido en un clásico. Ambos gladiadores rodando en un vertiginoso rueda a rueda -separados por escasos milímetros- a más de 300km/h al final de la recta principal de Montmeló. Literalmente, saltaron chispas. Sobran las palabras. Dale al play y disfruta. Menudo estreno del templo de Montmeló.

Barcelona 1996: Schumi, 'rain master'

Cinco años después, el asfalto catalán volvió a ser escenario de otra gesta memorable que se ha instalado en el Olimpo de la Categoría Reina. Aconteció en la edición de 1996 y su protagonista, Michael Schumacher. Bajo un diluvio universal -Noé habría tenido problemas para mantener a flote su arca-  y unas condiciones de pista realmente terroríficas, el germano impartió una lección bajo la lluvia. Sin ninguna duda, fue una de las mejores actuaciones en mojado que se recuerdan.

 

 

Por cierto, se convirtió en su primer triunfo en Ferrari, escudería a la que había llegado esa temporada con dos títulos de Campeón del Mundo bajo el brazo procedente de Bennetton. ¡Qué manos del Káiser! Para que te hagas una idea de la hazaña del rainmaster, el segundo clasificado, Jean Alesi (Benetton-Renault), llegó a más de 45 segundos

Barcelona 2013: Última victoria de Alonso

Por cuestiones obvias, en este post de los momentos más memorables del GP de España no podía faltar Fernando Alonso. Y es que el asturiano ha realizado algunas actuaciones extraordinarias ante sus compatriotas. Todavía recordamos el día que sumó la primera victoria de un corredor español en su país. Fue en el Barcelona 2006 con el R26, uno de los mejores fórmula 1 que ha conducido. O qué decirte de su increíble salida un lustro después en el mismo trazado.

Sin embargo, nos hemos quedado con el que hasta la fecha es su último triunfo en la especialidad. Recuerda que tuvo lugar el 13 de mayo de 2013. El ovetense, con un 'pollino rampante' (Ferrari), partió quinto por detrás de los dos Mercedes, un Red Bull y un Lotus. Luego llegó el talento del ovetense que acabó llevándose el gato al agua. Mira el vídeo y recuerda esos bonitos instantes. ¡Qué tiempos aquellos!

 

 

 

Y además

Buscador de coches