Pasar al contenido principal

9 hitos de las 24 Horas de Le Mans que (casi) seguro te molarán

Léete el post y te convertirás en un experto de la mítica carrera. ¡Cuánto vas a vacilar de conocimientos!

Imagen de perfil de Javier Prieto
Le Mans, la leyenda de la velocidad hecha competición

A pesar del calor, hoy nos hemos levantado con ganas de darlo todo. Y por eso mismo hemos recopilado los hitos de las 24 Horas de Le Mans, datos y curiosidades que te harán parecer un experto en el tema.

Dónde ver las 24 Horas de Le Mans 2017

Prepárate, porque en las 84 ediciones disputadas en el Circuito de Le Sarthe, los ases de la velocidad han firmado a lomos de legendarios coches de la competición, actuaciones memorables. Coge fuerzas y abróchate el cinturón, que arrancamos. Ah, por si estás algo despistado, aquí van los horarios de las 24 Horas de Le Mans 2017.

 

 

Primera edición de las 24 72 Horas de Le Mans

Aunque de vez en cuando cometemos algún error, el titular que aparece sobre estas líneas no es uno de ellos. Pues sí, las primeras ediciones de la famosa carrera de resistencia se disputaban en un formato trienal que sumaba 72 horas a lo largo de tres días de competición en años consecutivos. Pero como el formato de la entonces llamada Rudge Whitworth Trienal Cup no les convencía, en 1928 se pasó al actual. Ah, ya por aquellas fechas, la organización del evento corría a cargo del Automobile Club de l'Ouest.  

 

 

La primera edición se disputó los días 26 y 27 de mayo de 1923 en las vías públicas -llamar carreteras a aquellos caminos de cabras habría sido incorrecto- próximas a Le Mans. Sus ilustres ganadores, André Lagache y René Leonard, al volante de un Chenard et Walcker U3-15 CV Torpédo Sport, alcanzaron los 150 km/h y la gloria automovilística. 

 


 

El peor accidente del Motorsport

Nada hacía presagiar que aquel fatídico 11 de junio de 1955 se iba a convertir en el día más negro de las carreras de coches. Nos referimos al conocido como Desastre de Le Mans, un accidente múltiple que se cobró la vida del corredor galo Pierre Levegh y de 82 espectadores.

 

 

Todo sucedió cuando el Mercedes 300 SLR de Levegh se tocó con el Austin Healey de Lance Macklin, el cual hizo de catapulta. Como resultado del choque, el coche alemán salió volando a gran velocidad para aterrizar en una zona ocupada por una multitud de aficionados. Ya te puedes imaginar lo que fue aquello. El impacto de aquella tragedia que cambió para siempre la seguridad en los circuitos, supuso la retirada del fabricante de la estrella de todas las competiciones. 

 

Odette Siko, primera piloto y mejor resultado de una mujer en la historia

Por razones obvias, la presencia de las mujeres es uno de los mayores hitos en las 24 Horas de Le Mans. Las pioneras fueron las francesas Marguerite Mareuse y Odette Siko que compartieron asiento y hazaña en un Bugatti Type 40. Terminaron séptimas y pasaron a la historia como las primeras damas que corrían en la mítica cita. Eso sucedió un 22 de junio de 1930.

 

Le Mans 1930. Odette Siko y Marguerite Mareuse

 

Como aquello no la pareció suficiente gesta, un par de años después Odett junto a Louis Charavel terminó cuarta al volante de un Alfa Romeo 6C 1750. A día de hoy, ése sigue siendo el mejor resultado de una corredora en el trazado galo. Im-pre-sio-nan-te.

 

Odette Siko terminó cuarta en Le Mans 1932

 

Ford le arrebata el trono a Ferrari

Vamos con unos de los más espectaculares hitos de las 24 Horas de Le Mans. Subirse al primer escalón del cajón en Le Sarthe es toda una machada; hacerlo ocupando las tres plazas del podio y cortando una racha de 6 triunfos seguidos de Ferrari, resulta alucinante. Pero si además a esas gestas le sumas cuatro victorias seguidas, es para que, a quien lo consiga, le pongan un monumento en el autódromo francés.

 

 

Pues, amigo todo eso fue cosa del acongojante el Ford GT40. ¿Quién no recuerda el hat trick (1-2-3) en la carrera de 1966 y los exitazos de 1967, 68 y 69 del GT40? Épica competitiva con forma de óvalo, por aquello del logro del fabricante estadounidense. 

 

Sauber Mercedes C9: un misil a 400 km/h

Como te puedes imaginar, a lo largo de 84 ediciones los coches han alcanzado velocidades de vértigo en Le Mans. Pero ninguno ha superado, o al menos eso nos han dicho, los registros del Sauber Mercedes C9 nº 62 conducido por Jean-Louis Schlesser en la recta de Mulsanne en 1989.

Según parece, este misil superó los 400 km/h y los tres coches del equipo teutón se quedaron con el primer, segundo y quinto puestos. Aquel año recuperaron el color plateado característico de la marca de la estrella. Y parece que les dio suerte.

 

El Sauber Mercedes C9 Le Mans 1989

 

La única victoria nipona y 'rotativa'

Está claro que a los japoneses se les da tan bien las 24 Horas de Le Mans como a este redactor las Matemáticas. Sin embargo, la edición de 1991 fue la excepción que confirmó la regla. El 23 de junio un Mazda 787B rompió el maleficio oriental y lo más sobresaliente es que lo consiguió con un innovador motor rotativo, algo inédito hasta entonces.

 


El corazón de este Sport Prototipo de 830 kilos, era una mecánica ( R26B) compuesto por 4 rotores con 3 bujías por rotor, 2.600 cc y 700 caballos, situado en posición central trasera. Disfruta con el sonido de este purasangre oriental en una prueba que realizó el expiloto de F1 Johnny Herbert en el Circuito de Le Sarthe en 2011. Los orientales protagonizaron uno de los grandes hitos de las 24 Horas de Le Mans... y de su país, puesto que nadie lo ha repetido.

 

 

El triunfo inAUDIto de un diésel

A principios de la presente década, competir y llegar el primero a meta con un coche diésel, era algo impensable. De hecho emplear ese tipo de mecánicas era hasta entonces algo impensable. Velocidad pura y gasóleo eran dos términos incompatibles. Sin embargo, en 2006 llegó Audi para revolucionar el concepto de la especialidad y echar abajo todas las teorías existentes. Se pusieron a pensar -ya se sabe el peligro que tienen los teutones en este campo- y dieron con la tecla. 

 

 

Asombraron con su R10 TDI que en Le Mans 2006 se llevó el triunfo y el aplausos de todos, convirtiéndose en los pioneros en ganar con un motor diésel. El propulsor, una bestia biturbo V12 de 5,5 litros y 659 caballos, tenía un consumo tan ajustado que era capaz de rodar dos vueltas más que los TFSI en Le Mans. Madre mía, ¡qué ahorro de combustible! Aquel fue uno de los mayores los hitos de las 24 Horas de Le Mans.

 

 

Marc Gené: triunfo español 

En la 77ª edición de las 24 Horas de Le Mans disputada en 2009 se produjo uno de los grandes éxitos del deporte español. Fue un 14 de junio cuando Marc Gené firmó la que hasta hoy es la única triunfo en la cita gala. Y lo hizo a lomos de un Peugeot 908 HDi FAP dorsal 9, junto a David Brabham y Alexander Wurz, también ex pilotos de F1. Bravo por el catalán de Ferrari que se apuntó uno de los hitos de las 24 Horas de Le Mans que más recordaremos sus compatriotas.

 

 

La vuelta más rápida en carrera

Finalizamos los hitos de las 24 Horas de Le Mans con una marca muy especial. El alemán André Lotterer consiguió con su Audi R18 e-tron quattro en 2015, la vuelta más rápida en carrera hasta la fecha. El sensacional crono del coche número 7 fue de 3:17.475 pulverizando por un segundo el anterior registro que poseía Jackie Oliver ( Porsche 917) desde 1971. De esta forma se puso fin a un récord 44 años después de establecerse. Disfruta con las imágenes de la machada.

 


 

Lecturas recomendadas