Pasar al contenido principal

Lo que debe pasar para que Carlos Sainz fiche por Renault F1

Sería necesaria una jugada a cinco bandas

Imagen de perfil de Javier Prieto
La carambola que sentaría a Sainz en Renault

Si finalmente cristaliza el acuerdo entre McLaren y Renault, Carlos Sainz podría poner rumbo a la escudería francesa en 2018. Y ésa sería una gran noticia para que el madrileño siga creciendo.

 

McLaren y Renault, la clave

Pero para que eso suceda tiene que cumplirse una jugada a cinco bandas entre Red Bull, Toro Rosso, Honda, McLaren y Renault. Vamos a tratar de explicarlo lo más claro posible, porque la jugada tiene su miga. La premisa mayor pasa por que los coches británicos monten los motores de la firma de Enstone el próximo año. Entonces, los chicos de Woking le darían la patada a Honda que no quiere irse de la Fórmula 1 ni con agua caliente.

Bueno, en realidad eso tampoco lo desean ni la FIA ni los dueños del negocio, los americanos de Liberty Media. Son conscientes de que sería una mala noticia para la imagen de la Categoría Reina a la  que las grandes marcas esquivan en beneficio de la Fórmula E. Empujados por esta preocupación, le estarían buscando acomodo a Honda en Toro Rosso para el curso que viene. Bueno, eso si los asiáticos, tercos y orgullosos como ellos solos, no rechazan esa airosa salida.

 

Sainz, moneda de cambio 

La otra pata del banco, Red Bull en principio ve con buenos ojos la operación. Se ahorrarían los 12 millonacos de euros que le paga por temporada a Renault por los propulsores de su formación 'junior'. Y de paso se guardarían la posibilidad de que si con el cambio de reglamentación en 2021 los nipones dan con la tecla mecánica, puedan decirle adiós a los franceses.

Pero, claro, la firma del rombo que de tonta tiene lo justo, le exige a los austriacos una compensación. Y adivina qué les 'solicitan'. Pues sí, que dejen libre a Carlos Sainz para ficharlo. Las últimas noticias indican que el equipo energético tragaría con la operación... a medias. Parece ser que han propuesto una cesión del español, de forma que tendrían una opción para repescarle dentro de un par de añitos.

Sea como fuere, parece que se abre un rayo de esperanza para el español. Y es que si hace apenas un par de meses, sus jefes se negaban en rotundo a negociar su salida  -tiene contrato con ellos en 2018-, parece que han cambiado de idea. Lo que te hemos explicado parece un sudoku indescifrable, pero no te creas que es imposible que suceda. Ya te contaremos.  

 

Lecturas recomendadas