Pasar al contenido principal

Los datos más molones de Albert Park, el circuito del GP de Australia F1

El trazado de Melbourne, primera oportunidad de ver en acción a los monoplazas de la nueva temporada.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Los datazos de Albert Park

Te vas a quedar ojiplático con los datos del Circuito Albert Park, el trazado semiurbano de Melbourne que acoge desde 1996 el GP de Australia de Fórmula 1

Así podrás ver la Fórmula 1 en directo

El autódromo donde arranca habitualmente cada nuevo curso del Gran Circo circunda el lago Albert Park, una espectacular zona.

La pista, bastante ancha, se caracteriza por los numerosos baches, así como por una sucesión de chicanes rápidas y fuertes frenadas que la convierten en un trazado tipo stop and go... sin apenas rectas mas allá de la principal.

La aceleración y la tracción saliendo de las curvas, además de una alta carga aerodinámica resultan esenciales para brillar allí. La elevada velocidad del autódromo hace trabajar duro a los propulsores. O-ji-to con la fiabilidad mecánica.

Con cuatro victorias y la vuelta más rápida en carrera, Michael Schumacher sigue siendo el Káiser del asfalto aussie. El último vencedor fue su compatriota Sebastian Vettel en 2017.

 

 

Estos son los datos del Circuito de Albert Park:

1.   El autódromo de Albert Park, que realmente se llama Melbourne Grand Prix Circuit, ha albergado 22 ediciones del GP de Australia F1.

2.   Su primer ganador fue el británico Damon Hill, el 10 de marzo de 1996.

3.   Michael Schumacher se mantiene como el piloto más victorioso con 4 triunfos, mientras que Lewis Hamilton es el mayor poleman, gracias a seis giros estratosféricos en clasificación.

 

Albert_Park_Street_Circuit

 

4.    La pista tiene una extensión de 5.303 metros y 16 curvas, 6 a izquierdas y 10 a derechas.

5.    El GP de Australia se disputa en el sentido de las manecillas del reloj, consta de 58 vueltas y una distancia de 307,575 km.

6.    En 2004 Michael Schumacher (Ferrari F2004) marcó el giro más rápido en carrera (1'24''125).

7.    Lewis Hamilton (Mercedes W08) destrozó la pole en 2017 con un crono de 1'22''188. 

8.    Los pilotos pisan a tabla el 64 por ciento del tiempo.

9.    Los corredores dedican el 13 por ciento de cada giro a frenar.

 

 

10.  Los bólidos pueden superar los 318 kilómetros/hora con el DRS activado.

11.  Los neumáticos sufren un desgaste moderado debido a las características poco abrasivas del asfalto.

12.  El consumo de combustible es elevado ante los continuos acelerones.

13.  Los 280 metros de longitud del pit lane, requieren unos 23 segundos en las paradas en boxes.

14.  Después de una recta principal de 350 metros, la 12ª más larga del Mundial, no te pierdas la frenada de la primera curva. Allí siempre hay chicha.

 

 

15. La sucesión de sectores revirados hace que el motor y la tracción resulten imprescindibles de cara a cumplir con un buen papel.

16. Fíjate en las variantes número 3, 6, 9, 13, 14 y 19, donde el rendimiento aerodinámico es capital.

Bueno, esperamos que te hayan molado los datos de Albert Park, el circuito del GP de Australia F1.

Imagen portada: Tim Serong vía Wikimedia Commons.

Lecturas recomendadas