La FIA destapa cómo será el monoplaza de la F1 en 2026 y revoluciona el reglamento

Gustavo López Sirvent

El nuevo coche será más eléctrico, más pequeño, más liviano, menos potente y con aerodinámica activa. Además, desaparecerá el DRS, que será sustituido por el 'manual override'. Para el 2026 se cuenta con seis fabricantes que son Ferrari, Mercedes, Alpine, Honda, Audi y Red Bull.

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha decidido dar una vuelta de tuerca más al reglamento de competición de la Fórmula 1 y plantea para 2026 una serie de medidas que van a transformar (otra vez) el Gran Circo. O al menos, esa es la intención. Además, ya ha presentado cómo será el nuevo monoplaza que se estrene ese año.

Nikolas Tombazis, director técnico del estamento automovilístico mundial, ha desarrollado las líneas maestras de lo que será la categoría dentro de dos años en la antesala del Gran Premio de Canadá. El resumen es que habrá monoplazas más ligeros, más estrechos y en los que desaparecerá el DRS para dar la bienvenida a un sistema aerodinámico denominado ’manual override’.

El aspecto más importante será que la mitad de la potencia de los motores va a proceder de la parte eléctrica (ERS, sistema de recuperación de energía), que pasará de los 120 KW actuales (unos 160 CV) a  350 KW (unos 470 CV). Esta situación provoca que se prescinda del MGU-H, que es el generador calorífico asociado al turbo.

La parte de combustión llegará procedente de propulsor V6, 1.6, turbo, como el que se usa actualmente, que en lugar de unos 700 CV va a menguar y se quedará en unos 500 CV para 2026. El motor es 30 kilos más pesado que el vigente hoy en día, pero se ha compensado con chasis y neumáticos, para disminuir de los 798 kg actuales a los 768 que tendrá el futuro modelo.

Como va a utilizar menos combustible, cuando se dé el banderazo de salida los monoplazas pesarán 50 kilos menos que los que participan en el Mundial actual.

Además, cabe resaltar que los coches serán más cortos, ya que la distancia máxima entre ejes será de 3,4 metros (frente a los 3,6 metros actuales) y más estrechos, puesto que la anchura máxima será de 1,9 metros (frente a los dos metros que tienen hoy en día).

Asimismo, contará con una aerodinámica activa con ajuste simultáneo de los alerones delantero y trasero en dos modos: un modo de alta carga aerodinámica ("modo Z") y un modo de baja resistencia ("modo X"). Igualmente, el alerón delantero también será más pequeño en 100 mm, con dos elementos activos. El trasero tendrá tres elementos con endplates simplificados.

De la misma manera, el suelo será más estrecho en 150mm y parcialmente plano y desaparecen los pasos de rueda delanteros y aparecen los paneles de control de la estela de los neumáticos delanteros delante de los pontones. También se va a reducir el difusor, que a su vez tendrá menos potencia.

Otro delos puntos controvertidos es el de la desaparición del DRS y aparición del nuevo 'manual override’ (accionamiento manual) que permitirá que el coche perseguidor tenga hasta 350 kw de potencia extra para intentar adelantar, similar a lo que ocurre en la Formula E con el ‘Attack Mode’.

De igual forma se prescinde del alerón de viga, se van a mantener las llantas de 18 pulgadas, se reducen el tamaño de los neumáticos: 280 mm de anchura delante (frente a los 305 actuales) con una reducción de 15 mm del diámetro exterior / 375 mm de anchura detrás (frente a los 405 actuales) con el mismo diámetro.

Por último, se va a mejorar en seguridad gracias a la estructura de impacto frontal de dos niveles, protección mejorada contra la intrusión lateral y barra antivuelco reforzada.

Para el 2026, la FIA tiene a seis participantes que son: serán Ferrari, Mercedes, Alpine, Honda, Audi y Red Bull Ford Powertrains mientras que en lo que se refiere a la gasolina la FIA ya aseguró que los monoplazas utilizarán un combustible “cien por cien sostenible”.