¿Qué es el porpoising? Todo lo que debes saber de este efecto indeseado en los coches de Fórmula 1

Porpoising Mercedes F1

Está relacionado con el efecto suelo y es una especie de pescadilla que se muerde la cola. ¿La solución? Buena pregunta...

En 2022, la F1 introdujo nuevas reglas diseñadas para hacer las carreras más reñidas y emocionantes. Supuso un cambio enorme con respecto a las antiguas normativas, y significó que los equipos básicamente tuvieron que empezar de cero con sus diseños.

Por eso Mercedes pasó de ser ocho veces consecutivas campeón de constructores a conseguir una única y miserable victoria en todo 2022, y los comentaristas de todo el mundo empezaron a hablar del "porpoising".

¿Qué demonios es el porpoising?

El porpoising es un fenómeno aerodinámico que los coches de F1 empezaron a sufrir tras la adopción de la filosofía denominada "efecto suelo", en la que el aire es aspirado por debajo de un coche para arrastrarlo hacia la pista a alta velocidad, en lugar de por encima del coche para empujarlo hacia abajo.

El problema es que, cuanto más rápido vas, más quiere el coche ser aspirado hacia el suelo. Y si se acerca demasiado, puede provocar que el flujo de aire se detenga, lo que significa que la carga aerodinámica creada cae repentinamente por un precipicio. En ese momento, los coches saltan hacia arriba.

Sin embargo, una vez que el suelo del coche se separa del suelo, el flujo de aire se activa de nuevo y el coche es aspirado hacia abajo una vez más. Este rebote agresivo se denomina "porpoising".

¿Por qué se llama porpoising?

Es una palabra curiosa, ¿verdad? Porpoising procede de la humilde marsopa (Porpoise en inglés), un mamífero marino conocido por balancearse arriba y abajo en la superficie del océano mientras nada. Es muy parecido al delfín, pero "delfinear" no suena igual, ¿verdad?

¿Cuál es la causa del "porpoising"?

Un momento del GP de Japón de 2022
Un momento del GP de Japón de 2022

El último reglamento de la F1 nació del deseo de que los coches pudieran seguirse más de cerca. Con el antiguo, acercarse lo suficiente a un rival para realizar un adelantamiento al estilo de Fernando Alonso era muy difícil.

La razón era la forma en que los coches creaban una estela de aire turbulento. Si te quedabas atrapado en este aire "sucio", perdías carga aerodinámica, lo que dificultaba el adelantamiento.

Esta es la razón principal por la que los coches de F1 tienen el DRS (Drag Reduction System), una aleta en el alerón trasero que proporciona una mayor velocidad punta y que los pilotos pueden abrir cuando están a menos de un segundo del coche que les precede.

Volvamos al porpoising. Los nuevos monoplazas de F1 están diseñados para reducir significativamente las turbulencias de aire que generan (fíjate en los alerones que hay en las ruedas y en los delanteros, que son mucho menos complicados que antes), lo que significa que los coches pierden mucho menos rendimiento.

10 predicciones para la temporada 2023 de Fórmula 1

Para compensar, ahora generan esa importantísima carga aerodinámica a través del efecto suelo, con un par de túneles "venturi" que pasan por debajo de los coches. 

Al forzar el aire a través de ellos a alta velocidad, se puede crear una fuerza de succión significativa que nos da la increíble velocidad que todos queremos ver de los mejores de la F1, sin las deficiencias de antes.

El "porpoising" es lo que ocurre cuando no se puede controlar lo que la carga aerodinámica hace al flujo de aire bajo el coche.

¿Cómo se puede parar el porpoising?

Porpoising Fórmula 1

Oh, es fácil, basta con elevar la altura del coche. "¿Y por qué los equipos no hacen eso?", te preguntarás. Pues lo han hecho. Para 2023, la FIA ha revisado el reglamento, aumentando la altura mínima del borde del suelo de todos los coches en 15 mm, después de que los pilotos se quejaran de que el rebote extremo no era seguro.

Pero todo vuelve a esa frase clave: carga aerodinámica. Al elevar el coche (y los bordes de su suelo)  se puede evitar el porpoising, pero también significa que se crea menos carga aerodinámica.

Con menos carga aerodinámica, tu coche será más lento. Y si tu coche es más lento, no sumarás puntos. Y si no consigues puntos, Guenther Steiner se reirá de ti en la próxima temporada de Drive to Survive. Por eso tuvo que intervenir la FIA, porque ningún equipo iba a ofrecerse voluntario para empeorar su coche y esperar que los demás hicieran lo mismo.

Tampoco ayudó el hecho de que se prohibieran los sistemas de suspensión hidráulica inteligentes, en parte porque son caros (y ahora los equipos trabajan con un límite de costes), pero también porque se descubrió que contribuían a ese aire sucio del que hablábamos. Así que no es una solución que los equipos puedan aplicar.

¿Es peligroso el porpoising?

Potencialmente sí. A principios de 2022, Mercedes sufría de porpoising más que cualquier otro equipo de la parrilla, y después del Gran Premio de Azerbaiyán, Lewis Hamilton dijo que hubo momentos en los que estuvo a punto de perder el control de su coche en las curvas de alta velocidad.

El problema es que el coche de Mercedes se diseñó para rodar lo más cerca posible del suelo, y el equipo no se dio cuenta de la multitud de problemas que eso crearía hasta que fue demasiado tarde. 

Tras intentar que su concepto funcionara antes del inicio de la temporada 2023, el resultado del Gran Premio de Baréin demostró que a lo mejor no se habían puesto tanto las pilas. Toto Wolff al final ha admitido que necesitan volver a la mesa de dibujo.

Este es el calendario de las carreras de Fórmula 1 para 2023

En cualquier caso, muchos de los pilotos, si no la mayoría, instaron a la FIA a intervenir, ya que algunos creían que sólo era cuestión de tiempo que sufrieran lesiones importantes, ya fuera por choque masivo o por los repetidos (y en algunos casos bastante violentos) rebotes.

A partir del Gran Premio de Francia de 2022, la FIA impuso un límite aceptable para los rebotes controlados por un acelerómetro en cada coche

A partir de ese momento, cualquier equipo que incumpliera el límite se vería obligado a elevar la altura de su monoplaza para solucionar el problema, o podría ser excluido por motivos de seguridad.

La FIA optó por este planteamiento porque no todos los equipos sufrían el problema del porpoising, y los que previeron los problemas y construyeron máquinas en consecuencia argumentaron que correspondía a sus rivales diseñar coches mejores. Y no les faltaba razón.

¿Por qué algunos equipos se veían más afectados por el porpoising?

Lewis Hamilton Fórmula 1

Buena pregunta. Todo se reduce a las diferentes filosofías que los equipos han adoptado con sus coches, y lo bien que esos diseños se traducen en el mundo real.

Por ejemplo, Mercedes y su estrategia de pontones laterales estrechos: según el equipo, esto debería crear enormes cantidades de carga aerodinámica, pero sus potentes simulaciones por ordenador no predijeron el rebote que se hizo evidente en la primera vuelta de las pruebas.

La clave es generar una fuerza descendente estable y manejable que llegue hasta (pero no supere) el límite de lo posible según la nueva normativa. No debería sorprendernos que el supercerebro de la F1 que es Adrian Newey haya diseñado otro coche dominante.

¿Cómo han solucionado los equipos el porpoising?

Si avanzamos hasta 2023, el problema del porpoising en la F1 ha desaparecido en gran medida en parte porque la FIA aumentó en 15 mm la altura mínima.

La pega es que el último cambio en el reglamento ha fastidiado los planes de diseño de algunos equipos: en McLaren reconocen que es un factor importante en la lentitud de su coche 2023 en la primera carrera de la temporada.

La otra gran razón es que los equipos han tenido 12 meses para solucionar el problema, y el inicio de la nueva temporada demuestra que han llegado con soluciones. 

Hay que recordar que, con los límites de gasto vigentes, los equipos ya no pueden derrochar grandes cantidades de dinero para mejorar sus coches. Y para muchos en 2022, eso significaba seguir con un diseño defectuoso durante todo un año. Doloroso.

¿Y qué han aprendido los equipos en concreto? Bueno, muchos ahora han comprendido las sutilezas de la creación de carga aerodinámica a través del efecto suelo

Piensa en ello como si untaras mantequilla en una tostada: para el desayuno quieres una capa uniforme que cubra toda la rebanada, pero en la F1 quieres una cobertura que llegue a su punto máximo en los lugares adecuados y que se desvanezca gradualmente. 

¿Qué se siente?

Obviamente, no hemos conducido un F1, así que aquí está Lewis Hamilton hablando inmediatamente después del GP de Bakú de 2022: "Acabé la carrera con adrenalina, apretando los dientes por el dolor. No puedo expresar el dolor que experimentas, especialmente en la recta de aquí".

Y aquí está su compañero de equipo George Russell: "Estábamos destrozando el suelo en cada curva y en cada vuelta durante 90 minutos. Fue bastante brutal".

Nada agradable, en otras palabras.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: Fórmula 1carreras de coches