Previo del GP de Alemania 2016: Hamilton quiere irse de vacaciones como líder

La caravana de la F1 hace escala en el GP de Alemania 2016 antes de las vacaciones veraniegas. Lewis Hamilton llega como nuevo líder y con la intención de firmar su cuarta victoria consecutiva. Mercedes, que correrá en casa, es una vez más el gran favorito.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Previo del GP de Alemania 2016

La F1 llega este finde al GP de Alemania 2016, duodécima y ultima parada del año antes del paréntesis vacacional. Lewis Hamilton estrena liderato en Hockenheim tras su triunfo en Hungría. El inglés se encuentra en un gran estado de forma. Así lo demuestran sus 5 victorias en las últimas 6 carreras. Hamilton es un gran depredador y ha despertado a la bestia que lleva en su interior. Además parece haberle comido una vez más la moral a un ovino Nico Rosberg.

Su dinámica es diametralmente opuesta a la de su compañero de equipo. El rubito germano que ha comandado la cabeza de la clasificación desde la primera carrera del año, ha perdido dicha posición de privilegio. Sus resultados desde mayo han sido decepcionantes. Acumula un solo éxito en sus últimas 7 pruebas. Y así es muy difícil no solo conservar la cabeza del Mundial, sino optar a la corona a finales de temporada.

Nico debe dar un paso al frente y reconducir la situación si quiere recuperar la credibilidad perdida. Tiene que demostrar que es capaz de ganarle un mano a mano a Lewis. Su fortaleza mental y la solidez de su candidatura al trono están en juego. Quizá deba marcharse a descansar a su querida Ibiza y disfrutar de los helados en el negocio que allí tiene. ¿Alguien recuerda cuándo fue la última vez que Rosberg le ganó a Hamilton un enfrentamiento directo ? 

Julio Iglesias y Mercedes

Ya lo canturreaba Julio Iglesias en su apolillado tema La vida sigue igual. Y eso es lo que sucede en el garage de las flechas de plata. Llegan una vez más, en esta ocasión a Hockenheim, como claros favoritos para la gloria. No hay quien les haga sombra. Los de Brackley corren en el gran premio de su país y a poco más de 100 km. de su factoría central en Stuttgart. Seguro que querrán brindar una gran actuación a sus eficientes empleados y a sus seguidores. Y tienen todas las papeletas para conseguirlo porque este Mundial parece la Copa Mercedes. Si no ocurre nada raro, podrían repetir el doblete de Hungría.

Por detrás de ellos, se asoma Red Bull. Parece que la escudería energética ha rebasado a Ferrari en el segundo peldaño de la clasificación. Sus pilotos estarán atentos para pescar alguna plaza del podio en Hockenheim. Daniel Ricciardo, tras lograr el tercer puesto en el Hungaroring querrá subirse de nuevo al cajón. Igual que el temerario Max Verstappen, si no la lía, claro. El holandés, a quien le gustan demasiado los cambios de trayectoria para defender la posición, debería tener cuidado con esa peligrosa costumbre. La FIA hace la vista gorda con estas sucias acciones del tulipán. La última de ellas la protagonizó en Hungría donde chocó con Kimi Raikkonen. Como no le den un toque, este irreverente neerlandés va a dar algún susto. Su talento es proporcional a su arrogancia e imprudencia.

Al gran circo de Ferrari, le crecen los enanos

El equipo italiano es un firme candidato al título de Pupas oficial 2016. No levanta cabeza, los problemas crecen dentro y fuera de la pista. El último contratiempo ha sido la marcha, o mejor dicho, la huida de James Allison esta misma semana. El británico no ha esperado ni a finalizar el año para salir corriendo de Maranello. La versión oficial de su estampida apunta al deseo de Allison de vivir en Inglaterra junto a sus hijos, tras la muerte de su esposa hace unos meses. Pero al margen de estos condicionantes familiares, James parece haberse cansado del Camarote de los Hermanos Marx de Ferrari. Sus desencuentros en las últimas fechas con Sergio Marchione, eran evidentes. El capo presionaba para conseguir unos resultados que para el ya ex director técnico eran simplemente irrealizables. Ahora su futuro estará entre McLaren, Renault o Mercedes, todos ellos con sede en Gran Bretaña.

¡De la que se ha librado el amigo Allison! Su abandono supone un agujero negro en el desarrollo del monoplaza del año próximo, que ya realizaba James. De momento, la Scuderia ha promocionado a Mattia Binotto, ex jefe de operaciones de la unidad de potencia. Por cierto, si  tienes algún amigo ingeniero con tendencias masoquistas que quiera incorporarse a la disciplina roja, coméntale esta oportunidad laboral. En el plano deportivo, las aguas bajan igual de revueltas que en el administrativo. El SF16-H no ofrece las prestaciones deseadas y está perdiendo terreno frente a los bólidos de Milton Keynes. Como no se espabilen los coches azules les van a birlar definitivamente el segundo peldaño

Los españoles, a seguir sumando

Nuestros paisanos quieren mantener su buena racha en Baden-Wurtemberg. Una carrera más, su objetivo se centra en acceder a la Q3, pasaporte para colarse entre los 10 mejores el domingo.

Carlos Sainz, desde el ascenso del soberbio -en el amplio sentido de la palabra- Max Verstappen a Red Bull, no para de asentarse en la pista. Los problemas en los pit stops parecen haberse esfumado y las prestaciones de su mediocre STR11 han dado, gracias a sus manos, un pequeño salto. La regularidad se ha convertido en su seña de identidad. Pero no lo tendrá fácil en un trazado donde la potencia suele ser la protagonista. Insistimos, corre con un motor Ferrari de 2015. Sainz quiere firmar su cuarto gran premio consecutivo sumando puntos. La clave, será una vez más superar la Q2. 

El otro español, Fernado Alonso, busca los mismos objetivos que su paisano. Quiere seguir exprimiendo su McLaren, especialmente ahora que ha manifestado que se encuentra en uno de sus mejores momentos como piloto. Esperemos que la mecánica del MP4-31 le eche una mano. No lo tendrá fácil, pero la calidad del oventese, a pesar de que el trazado germano sea contrario a sus intereses, siempre nos dejará un resquicio a la esperanza.

En Top Gear no podemos despedir este previo sin recordar la figura del Káyser en el GP de Alemania. Schumi fue el primer teutón en alcanzar la corona mundial. Como se podía leer en una pancarta desplegada antes del partido benéfico a su favor que disputaron pilotos y otros deportistas: Keep Fighting, Michael. Mucho ánimo y fuerza para el Barón Rojo,uno de los 5 mejores pilotos de la F1

Lecturas recomendadas