Previo GP de Italia 2016 de F1: Mercedes quiere dominar en casa de Ferrari

En el Previo del GP de Italia 2016 de F1 te contamos cómo Mercedes llega a Monza con la intención de seguir dominando, mientras que Ferrari busca recuperar el segundo puesto y dar una alegría a los tifosi en la carrera de casa.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Previo del GP de Italia 2016

Te contamos en el Previo de hoy todo lo necesario del GP de Italia 2016 de F1 que se disputa este finde en Monza, donde han brillado los grandes pilotos de la Historia. La 14ª parada del Gran Circo promete emociones fuertes y los mejores adelantamientos en una de las citas con más tradición del calendario.

Un año más, los incondicionales de Ferrari teñirán las gradas del Autódromo Natiozale de color rojo pasión. En el país transalpino el automovilismo es una religión y La Scuderia, su dios. Por cierto, suponemos que los tifosi habrán extendido la alfombra rossa para su amiguete Verstappen. Cualquier día vamos de estos se van a repetir los mamporros de Nelson Piquet a Eliseo Salazar de 1982

Mercedes o El Día de la marmota

En lo puramente deportivo continuamos con el Día de la marmota, es decir todo sigue igual. El imperio germano llega con su ejército dispuesto a arrasar en las tierras lombardas. Poca o ninguna resistencia va a encontrar, salvo sorpresas, en el enemigo. El GP de Italia 2016 de F1 parece tener color plateado.

Mercedes busca mantener esta hegemonía que ya aburre a más de uno...y de dos. Lewis Hamilton, tras acompañar estos días a Roscoe y Coco por Milán y Venecia, quiere recuperar el trono en la próxima batalla. Moral y estado de forma, le sobran. En Spa se marcó una gran remontada. Y sus dos últimas visitas a Monza se han saldado con victoria. Candidato firme al éxito.

Nico Rosberg después de su victoria en Bélgica -sin la presencia en la pelea de su compi- tratará de recortar aún más la distancia de 9 puntos que le separan de la cumbre. Quizá inspirado por su hija Alaia que ha cumplido un añito esta semana, pueda recuperar las sensaciones del principio de temporada. No lo tendrá nada fácil en el GP de Italia de F1 porque allí no ha vencido nunca.  A ver si de una vez por todas es capaz de ganarle un mano a mano al británico.

Ferrari tira la casa por la ventana

En el GP de Italia de F1, los de Maranello corren en casa y delante de una legión de fieles seguidores. No les pueden decepcionar. Y se han gastado los tokens que les quedaban en mejorar su unidad de potencia. Darle el sorpasso a Red Bull y recuperar el segundo puesto delante de los suyos es la meta del domingo. Ya veremos si las novedades introducidas sirven para materializar esos deseos.

En las alturas del equipo sigue el mal rollo. Su presidente aporta todo lo posible en este capítulo. Así, Sergio Marchione ha manifestado que quien no rinda debe irse. ¿Lo dirá por él? Debajo de él, el ex jefe de marketing de ¡Marlboro! reconvertido a director deportivo Maurizio Arrivabene, aguanta el chaparrón como puede.

¿Y sus pilotos? Ah, sí. Pues Sebastian Vettel superado por Kimi Raikkonen y por la situación del equipo no para de quejarse de todo. Y el finlandés, por su parte, cumpliendo y aguantando como puede los ¿lances de carrera? a los que le somete Max Verstappen. Parece que el neerlandés, el más joven de la parrilla, la ha tomado con el más veterano. Esperemos que la sangre no llegue al río. 

Los españoles las van a pasar canutas 

Los nuestros se presentan en el GP de Italia de F1 con pocas esperanzas de realizar un papel medianamente solvente. Y no es que Fernando Alonso y Carlos Sainz no estén motivados, ni faltos de talento, ni de espíritu competitivo. No es eso. Simplemente cuentan con unos bólidos que adolecen de motor, potencia y velocidad punta, justo lo que más requiere el trazado de Monza.

El Toro Rosso, después del experimento fallido en Alemania -mejoras que empeoraron las prestaciones- se arrastra con el motor Ferrari 2015. A este paso le va a superar hasta el safety car. Y del MP4-31, qué te vamos a contar. 3 propulsores gastados en Las Ardenas, y uno de ellos duró ¡200 metros!

¿Entrar en la Q3? Casi imposible. ¿Puntuar en la cita dominical? Un sueño. Pero con las manos de estos fenómenos cualquier cosa es posible. Tendrán que esperar otras pruebas más favorables a sus intereses. Por cierto, felicidades para el madrileño que acaba de cumplir 22 años.¡Quién los pillara! 

Mad Max Vertsappen y Steven Spielberg

Algunos de los corredores, cuando ven llegar por el retrovisor a Max Vertsappen se acuerdan de Steven Spielberg. En concreto de aquel corto, El diablo sobre ruedas, que narraba la cruel persecución de un camión con muy mala leche a un pobre vehículo.

Como ya sabrás, las cosas andan revueltas en el paddock después de la exhibición belga del niño prodigio Mad Max Verstappen. Parece que los rivales se han cansado de sus acciones poco deportivas. No están dispuestos a pasarle una más. Así se lo han hecho saber varios corredores por medio de manifestaciones muy claritas.

Mientras, el tulipán negro de Red Bull parece hacer oídos sordos. O sea que está dispuesto a seguir liándola parda. Incluso la FIA le ha dado un suave toque de atención al explicarle que le pueden mostrar una bandera negra y descalificarle en carrera. ¡Cáspitas!, cómo si él no conociera el reglamento. Pues como ya le ha aconsejado Jacques Villeneuve: ¡cálmate, que vas a matar a alguien! Veremos si en el Autódromo Nazionale sigue en sus trece.

Por cierto, Felipe Massa, tras permanecer 15 años en la F1, ha anunciado su retirada para finales de temporada. Ciao, campeón. 

Las 5 mejores carreras de la Historia de la F1

Lecturas recomendadas