Pasar al contenido principal

El mayor salto de un camión volador en el Dakar: ga-ran-ti-za-do

Un camión volador realizó en el Dakar el mayor salto jamás visto en dicho rally...y en cualquier otro. Alucina con la maniobra aérea del Kamaz que tuvo lugar en una de las pasadas ediciones del famoso raid.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Hoy lo vas a flipar con las imágenes que te ofrecemos del camión volador del Dakar. Sucedió en una de las pasadas ediciones de la prueba, cuando un Kamaz se dio un paseo aéreo increíble. Aquel día se produjo el mayor salto jamás visto en la historia del rally más duro y legendario del mundo... y en cualquier otra competición. Alucina con el vídeo y después nos lo cuentas.

 

 

¿Te imaginas a un mastodonte de 10 toneladas surcar el espacio durante varios segundos y unos cuantos metros como si fuera un avión? Pues ni más ni menos, eso es lo que pasó. Ah, y el aterrizaje fue (casi) como la seda. No veas como tembló la tierra. Por cierto, hoy más que nunca te recomendamos que veas nuestra galería de vídeos. Vas a disfrutar como un enano. A nosotros nos pasa como a Loquillo en su famoso tema: Yo para ser feliz quiero un camión. Pues eso.

 

El vuelo de un camión con alas

Llegó el momento que estabas esperando. Vamos a desvelarte cuál es el secretillo que ayudó al paquidermo ruso a recorrer el cielo (casi) como si fuera un ágil pajarillo. Como ya sabes, el equipo Kamaz tiene como patrocinador a una famosa marca de bebidas energéticas. Y claro, si ésta te da alas, evidentemente que con ellas el vuelo resultó más sencillo. Aun así, tuvo un mérito a-con-go-jan-te. ¿No crees?

 

 

Desde hace mucho, los camiones han sido los vehículos favoritos de muchos aficionados del raid. Sus actuaciones entre las dunas, ríos o cualquier terreno escarpado, han captado la atención de una legión de fans del motor. Y no es de extrañar, al recordar maniobras como el mejor adelantamiento del Dakar, realizado por un camión a 200 km/h en el desierto... o la que hoy te contamos.

 

Kamaz, orgullo nacional ruso

La categoría de camiones, creada como tal en el Dakar en 1999, está dominada por los auténticos reyes de la selva, los elefantes Kamaz. Tanto es así que han conquistado 13 de las últimas 16 ediciones del raid más famoso del planeta. Y es que en el país de Puttin, la victoria de sus compatriotas es una cuestión de orgullo nacional. Quizás parafraseando al gran entrenador de fútbol Bill Shankly, diríamos que para ellos el triunfo en esta prueba no es una cuestión de vida o muerte, sino algo mucho más importante.

 

 

Fruto de ese deseo, los integrantes del equipo Kamaz se pasan buena parte del año entrenando en pistas tan exigentes  -o más- que las que se encuentran después en la prueba. De hecho, los corredores completan una preparación casi militar en la que completan cientos de kilómetros a lomos de estas bestias. Y es que como decía Alexander Suvorov, el general ruso que jamás perdió una batalla: "entrena duro y combate fácil".

 

 

Pues no hay duda de que esta filosofía castrense inspira a los chicos de la Armada Kamaz. De hecho han situado en el Olimpo del Dakar a sus mamuts mecánicos. Tanto es así que la marca de Náberezhnye Chelny es la más laureada del rally en la modalidad de camiones. Además, uno de sus pilotos, Vladimir Chagin, se ha coronado en el desierto más veces que nadie, 7 en total. Y en la reciente edición del 2018 Eduard Nikoláiev ha revalidado su corona del año anterior. Ya se sabe que cuando los rusos compiten en cualquier especialidad de la vida, sus rivales se echan a temblar.

 

 

Lecturas recomendadas