Pasar al contenido principal

A la venta el fórmula 1 Benetton de Michael Schumacher

No seas tacaño y ráscate el bolsillo, el coche lo vale.

Imagen de perfil de Javier Prieto

El próximo mes de mayo saldrá a subasta este Benetton B-191-02 pilotado por Michael Schumacher en la temporada de F1 1991. Si quieres hacerte con esta parte de la historia del automovilismo tendrás que estar atento al Spa Classic, y sobre todo, preparar la cartera.

Porque se estima que su precio podría situarse entre 700.000 y un millón de eurillos. No, no pongas esa cara al ver tantos ceros, el coche lo merece. Porque aunque es cierto que no es uno de los mejores monoplazas de la historia, en él se han sentado nada menos que dos Campeones del Mundo: Michael Schumacher y Nelson Piquet. Y éso, amigo, no lo puede decir cualquier bólido.

El Benetton B-191-02 hizo su debut en la Categoría Reina en el GP de San Marino de la mano de Roberto Moreno. Y ya en la quinta carrera del año, el GP de Canadá, obtuvo su primera victoria gracias a la maestría del brasileño Nelson Piquet. Más tarde, el famoso monoplaza conseguiría un quinto puesto en Gran Bretaña y un octavo en Francia.

Sin embargo, el famoso Benetton tuvo que esperar hasta las dos últimas pruebas de la temporada para ser conducido por uno de los mejores pilotos de todos los tiempos: Michael Schumacher. 

La manera que tuvo el alemán de llegar al equipo, y por tanto de subirse al citado coche, fue muy curiosa. Resulta que Bertrand Gachot, piloto oficial de la escudería había sido detenido y no podía disputar el GP de Bélgica. Eddie Jordan aprovechó el suceso para sentar en su lugar al genio alemán en Spa. Por cierto, ya no se bajó del coche durante el resto del curso. De esta forma tan curiosa entró en la leyenda el Benetton y el Káiser accedió al Gran Circo. Cosas del destino.

No nos digas que después de leer todas estas cosas del B-191-02, no te molaría tenerlo en el garaje de casa. Pues ya sabes lo que tienes que hacer dentro de un mes. Allí te está esperando.

 

 

 

Lecturas recomendadas