Vídeo: cómo adelantar con un f1 cruzado y derrapando, por Kimi Raikkonen

Adelantamiento de Raikkonen con su coche cruzado y derrapando. Maniobra de rallyes en la F1. Flipante.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Adelantamiento de Kimi en Hungría 2016

Está claro que el que tuvo, retuvo y además guardó para la vejez. Así lo demostró Kimi Raikkonen con el adelantamiento a un Sauber en Hungría 2016. Pilotar en la F1 como en una prueba de Rallys es posible.

El pipiolo de 37 añitos demostró en ésa y en un montón de acciones más del pasado curso que sigue en plena forma. Tanto es así que se ha marcado un 2016 sensacional, mojándole la oreja a su compañero Sebatian Vettel unas cuantas veces.

De hecho, si Iceman no quedó por delante del eterno cabreado alemán en la general fue debido a que, siguiendo órdenes de equipo, tuvo que dejarle pasar en la última carrera del 2016 en Abu Dabi.

Quizás pienses que somos algo exagerados y que ni la pasada de Kimi fue para tanto ni que esté atravesando un momento extraordinario de forma. Si eres de esa opinión, te recomendamos que veas el vídeo de la maniobra.

¡Qué manera de lanzarse al hueco y cómo se inventó un espacio donde no lo había para meterle su SF16-H a Marcus Ericcson! 

Repasando la jugada, es decir el adelantamiento de Kimi Raikkonen a un Sauber en Hungría 2016, resulta evidente que el finés aprendió mucho en los dos años (2010 y 2011) que se pasó corriendo el Mundial de Rallyes. Porque entrar en una curva con el coche cruzado y derrapando es un estilo de conducción típico de dicha competición. Por todo eso, consideramos que es uno de los mejores adelantamientos de 2016.

A nosotros no nos ha sorprendido esa pasada, en el amplio sentido de la palabra. Porque el corredor de Spoo tan pronto se echa una carrerita con un kart en un lago helado en Finlandia que compite con un tractor en el campo. A él le da igual, cualquier artefacto mecánico que caiga en sus manos le sirve para ir muy rápido.

Está muy claro que después de catorce temporadas, en las que el el Campeón del Mundo 2007 ha firmado 20 victorias, 84 podios y 16 poles en 252 participaciones, sigue teniendo dinamita al volante y un par de co****s, con perdón.

Será casualidad, pero desde su renovación con los de Maranello y la boda con su segunda esposa Minttu, ambos hechos acontecidos en el verano pasado en Italia, vive una segunda juventud en Ferrari. 

Viéndole pelear cuerpo a cuerpo con tiburones como Mad Max Verstappen, da la sensación de que se ha bañado en la piscina de Cocoon.

El día que no esté echaremos de menos su talento, las Raikkonadas y las conversaciones por radio más frikis de las que él es un experto.

Genio y figura dentro y fuera de la pista. Un tipo especial y peculiar, una especie en extinción en el paddock. Gracias, Kimi.

Lecturas recomendadas