Pasar al contenido principal

La DGT quiere bajar la velocidad a 30 km/h en todas las vías urbanas

'Palabrita' de Pere Navarro

Imagen de perfil de Noelia López
Valencia limitará el tráfico en el centro a 30 km/h

La DGT quiere bajar la velocidad máxima en vías urbanas a 30 km/h. Así lo ha declarado Pere Navarro en un encuentro ante la prensa (el mismo en el que ha dicho que patinetes eléctricos, coches y peatones no pueden convivir).

Desde que volviera al despacho de director general de Tráfico, Pere Navarro (el creador del Permiso por Puntos en España) se ha propuesto firmemente reducir los cada vez más elevados índices de siniestralidad. En sus primeros meses al frente de Tráfico dijo que no sabía muy bien cómo hacerlo pero que tenía claro que elevar las multas no era solución.

Multas para los mirones que graben con el móvil un accidente

En las últimas semanas parece que Pere Navarro ha marcado las líneas de trabajo que seguirá la DGT y cuáles son los grandes enemigos a batir: los excesos de velocidad y las distracciones.

Subirá las multas, pero no las económicas

El uso del móvil al volante es uno de los grandes enemigos de la seguridad vial.

La DGT de Pere Navarro ha puesto el foco contra las distracciones y leer/contestar un wassap parece que es la más frecuente.

Es por eso Tráfico ha anunciado que usar el móvil al volante tendrá la misma multa que conducir (muy) borracho. Este elevará los actuales tres puntos a seis; lo que parece que no habrá es incremento de la sanción económica. Navarro ya dijo a este respecto que no le parecía buena idea porque al que tiene dinero le da igual y al que no, "le cruje".

La DGT quiere bajar la velocidad a 30 km/h en ciudad

"Cuando se baja la velocidad a 30 hay accidentes de chapa pero no fallecidos", ha dicho Pere Navarro (con esta frase apoya la limitación a 30 de las calles con un único carril que establece la Ordenanza de Movilidad de Madrid). "La velocidad va a ser 30 km/h en estas calles excepto que el Ayuntamiento ponga 50", ha anunciado Navarro.

La pregunta es: ¿cuándo?

Parece que la reducción de la velocidad en vías urbanas no están entre las prioridades; por eso no entra dentro de las cinco medidas que prepara la DGT para 2019. "queremos hacerlo por temas y no mezclar para perder la capacidad de comunicación", ha dicho Pere Navarro. El orden de trabajo coloca primero a las carreteras convencionales donde el límite bajará de 100 a 90 km/h; "después vendrá la ciudad".

Las calles que soportan el 20% de la circulación

El titular de Tráfico ha explicado que la reducción de la velocidad en vías urbanas se puede imponer en el Reglamento General de Circulación, "dejando abierta la posibilidad de que si un Ayuntamiento quiere pueda poner 50 km/h".

Respecto a qué calles deberían restringir la circulación a 30 km/h, Pere Navarro ha recordado que "existe la ley del 80/20": el 20% de las calles aguanta el 80% del tráfico y el otro 80% se reparte el 20% restante. Estas últimas son las que no deberían permitir que los vehículos pasen de 30 km/h.

Lecturas recomendadas