Pasar al contenido principal

Se confirma que Nissan va a cerrar la fábrica de Barcelona

Porque no es rentable

Imagen de perfil de Luis Guisado
Actualizado
Nissan Barcelona

Desde hace un tiempo corrían rumores de que la fábrica de Nissan estaba en pleligro y lamentablemente se ha confirmado:  Nissan va a cerrar la fábrica de Barcelona, según han asegurado de fuentes sindicales y también de la Administración.

Hace unas semanas el diario japonés Nikkei adelantó que esto iba a ocurrir. Ante esto, decidimos contrastar la información con personas conocedoras de la situación. Y, efectivamente, aunque no confirmaron al 100%,  nos dijeron que la fábrica (emplea a unas 3.500 personas de manera directa) no era rentable y que tampoco había planes de futuro.

Así las cosas, los trabajadores están en huelga indefinida desde el pasado 4 de mayo, cuando se anunció que la actividad se iba a reanudar únicamente para fabricar los Mercedes Clase X que tenían pendientes. Como ya se sabía, los modelos de Nissan o Renault no se iban a tocar. Ante esa situación, se convocaron paros en la Zona Franca, desde la que se impidió que llegaran los suministros a la cadena de montaje.

Actualmente, la fábrica de Nissan está a un tercio de su capacidad productiva (el año pasado fabricó en torno a 55.000 vehículos) y hace unas semanas supimos que perdía la producción del Mercedes, un modelo emparentado con el Nissan Navara, que también se fabrica ahí para el resto de Europa y Oriente Medio.

Fábrica de Nissan en Barcelona
Vista aérea de la planta de Nissan en Barcelona. Foto: Nissan

También dejó de fabricar el Nissan Pulsar y la versión diésel del Nissan NV200, y se oía que el eNV200, su variante eléctrica, es demasiado cara. Además de todo, el sustituto del NV200, que se denomina Nissan NV250 y es un clon del Kangoo, pasará a fabricarse en Mauberge, Francia, en la línea de producción de Renault donde se hace dicho vehículo el Mercedes Citan.

El cierre se anunciará hoy. Costará 1.000 millones

Hoy el cierre se hará de manera oficial en una rueda de prensa, aunque antes el presidente de Nissan Europa hablará telemáticamente con el Gobierno, la Generalitat y los sindicados, por este orden. Todos ellos intentarán convencer al gigante asiático de que no es buena idea dejar las instalaciones en Cataluña: el Gobierno de España ha elaborado un plan de inversiones y, además, cerrar la planta costará unos 1.000 millones de euros.

En dicha rueda de prensa la marca también hará público un plan de tres años con el que se quieren ahorrar unos 2.000 millones de euros entre el cierre de la fábrica de Barcelona y el ahorro en sueldos de los más de 3.000 empleados que tiene entre Barcelona, Montcada i Reixac, Sant Andreu de la Barca, El Prat de Llobregat y el propio puerto de Barcelona.

Ayer, la Alianza (Renault, Nissan y Mitsubishi) anunció un plan en el que las tres marcas se reparten el mundo: en Europa será Renault la que lleve la voz cantante, mientras que Nissan se 'quedaría' con mercados como el de Estados Unidos o Asia, y Mitsubishi con América Latina.

Solo deja de fabricar, no de vender

En todo caso, esto no quiere decir que vaya a dejar de vender vehículos, ni que su red de concesionarios y posventa vaya a desaparecer: solo se va de España industrialmente, por lo que se queda en una situación similar a la de Mazda, que produce en Japón y trae los coches a Europa desde allí.

 

Y además