Pasar al contenido principal

VÍDEO: ¡Ojo al viento! Las fuertes rachas no se ven y son muy peligrosas, ten en cuenta esto

Se acercan ya los días en los que el tiempo y las condiciones climatológicas te pueden provocar una mala pasada. Uno de esos efectos climáticos adversos es el viento y precisamente es uno de los que menos se habla. En días con rachas de viento muy fuertes, hay que ser mucho más cuidadoso al volante para poder hacer frente, entre otras muchas cosas, al efecto pantalla. 

La DGT ha publicado este vídeo que estamos seguros de seguridad vial te será de gran ayuda. ¿Crees que sabes conducir con viento fuerte? ¿Seguro? Toma nota de estos consejos.

Entra en nuestra sección de VÍDEOS de TopGear.es y cógete unas buenas palomitas

¿Cómo te das cuenta de que el viento sopla fuerte fuera del coche?

Además del movimiento de los árboles, hay una serie de sensaciones que delatan que fuera del coche el aire sopla con mucha fuerza. Por ejemplo, al coche, sobre todo si es de baja potencia, le cuesta un poco mantener la velocidad. Esto significa que el aire sopla desde el frontal. Si tu coche parece ir más ligero (justo al contrario), el viento sopla "de cola". También hay más ruidos de lo habitual en el habitáculo. Si hay viento lateral vas a tener que pelear con los típicos bandazos.

Así afecta el viento al volante: ¡cómo conducir con viento fuerte!

Por todo ello, hay que extremar la precaución. Aminora la velocidad. Ten cuidado con los posibles desprendimientos y pon especial atención al carril contrario para no invadirlo. Evita circular detrás de turismos con remolques ligeros o pegado a camiones con carga. Se pueden desestabilizar y ponerte en un apuro.

Para no perder velocidad y estar al vaivén del viento, utiliza un régimen alto de revoluciones en el motor para mantener más fácilmente la trayectoria de tu vehículo. Sujeta con fuerza el volante y realiza movimientos que sean suaves y progresivos. 

VÍDEO: ¡Wow! Esto es lo que le pasa a este camión por una racha de viento

Intenta siempre circula por el centro de tu carril: si sufres un golpe de viento lateral, tan solo unos pocos centímetros pueden llegar a ser la diferencia existente entre la carretera y la cuneta. Extrema la precaución al realizar un adelantamiento, sobre todo si el otro vehículo es de grandes dimensiones. Ojo al efecto pantalla. Por eso mismo, ten mucho cuidado al salir de túneles y zonas muy protegidas.

Con estas precauciones, estamos seguros de que te vas a librar de posibles sustos por culpa de las fuertes rachas del viento y sabrás reaccionar.

Buscador de coches

Y además