Un concesionario torea las normas de Hellcat con un Dodge Ram 1500

Pero seguro que no se enfadan (demasiado)

Dodge Ram 1500 Hellcat con su aspecto tan... ¿amable?

Dodge ha sido siempre bastante clara a la hora de decir dónde colocaría ese espectacular V8 de 6,2 litros y 707 CV que llevan los modelos Hellcat. Solo el Charger y el Challenger tienen ese honor, ya que son, digamos, los herederos de ese concepto de 'muscle car' que se desc**ona de motores de los deportivos que solemos ver por Europa.

El Dodge Charger Hellcat contra un 911 Turbo y un Nissan GT-R

El caso es que ese V8 no se veía en ningún modelo más. Pero claro, eso no podía durar. Mucho menos en un país en el que las modificaciones se hacen bien y, además, no tienes una infinita burocracia que te obliga a homologar incluso un volante más pequeño en tu clásico (sin acritud). Un país como Estados Unidos Canadá. Porque esta criatura está en Ontario.

Y se trata de un Dodge Ram 1500, un pick up típico de las tierras yankis al que en el concesionario Midland Chrysler le ha colocado este pequeño V8 que por lo visto trabaja a las mil maravillas con la caja automática de ocho velocidades (que podría soportar el par de tres o cuatro Boeing 747 a todo gas) y la tracción integral de serie.

Sí, le ayuda un compresor volumétrico

Según parece, el V8 del Hellcat se compró “de algún modo” a un distribuidor Dodge en Estados Unidos, lo que tiene mérito porque la marca va en serio con eso de colocar los Hellcat solo en los Charger y los Challenger. No lo han conseguido.

No muerde, pero por si acaso no lo toques

Al ser un 'invento', el nivel de prestaciones no está claro. Los que saben aseguran que es una conversión bastante seria y conseguida, lo que te lleva a hacerte la gran pregunta: ¿Estarís dispuesto a hacerte con este bicharracho teniendo en cuenta que la conversión en sí está en torno a los 90.000 dólares (algo más de 80.000 euros)?

Pues hombre, si vives por ahí y tienes el dinero... ¿por que no?

 

 

Lecturas recomendadas