Pasar al contenido principal

Hemos probado el Skoda Enyaq Coupé RS iV: los apellidos igual pesan más de lo normal

Prueba Skoda Enyaq Coupe RS iV
Aunque llamativo, este color le queda muy bien al Skoda Enyaq Coupé RS iV

Este modelo eléctrico 100% ofrece la imagen más deportiva de la marca

8 10

Nuestro veredicto

Hemos probado el Skoda Enyaq Coupe RS iV. Los arquetipos cambian y cada vez que lo hacen suponen nuevos objetivos y, a su vez, nuevas oportunidades. Tenemos un claro ejemplo con el coche que presentamos porque Skoda ha querido ir más allá con su primer vehículo eléctrico, el Enyaq.

La compañía checa nos aporta lo que ellos llaman "una historia de éxito", la del Skoda Enyaq. Los hechos hablan más que las palabras, sobre todo si tiramos de guarismos: desde su lanzamiento en 2021, se han entregado más de 50.000 unidades a nivel global, han superado los 115.000 pedidos y en el 70% de ellos el cliente se decantó por la versión de batería de 80 kWh.

Desde la compañía de la flecha alada no se conforman con estos números y han preparado la variante deportiva Skoda Enyaq Coupé, con un coeficiente aerodinámico Cx optimizado con respecto a la versión normal de tan solo 0,234. Esta circunstancia le permite, además, ganar entre 10 y 15 km más de autonomía hasta alcanzar un mínimo de 540 km (WLTP).

Diseño e interior del Skoda Enyaq Coupé

Prueba Skoda Enyaq Coupé RS iV
Interior del Skoda Enyaq Coupé RS iV

Cuando te pones frente a él, el Skoda Enyaq Coupé RS iV tiene muchas similitudes con el Enyaq normal. Tal es el caso que has de fijarte detalladamente para que encuentres alguna diferencia entre ambos.

Si cambias tu perspectiva y lo miras de perfil ahí ya encuentras diferencias. Una de ellas es la caída del techo que le da ese confiere el coupé. El diseño del frontal y la zaga más potente, además de los tiradores de las puertas en el mismo color de la carrocería, el techo de cristal de serie y llantas de 19'' refuerzan toda la imagen de este Skoda. 

Si nos fijamos en la versión Skoda Enyaq Coupé RS, la marca checa hace un guiño al legado del cristal de Bohemia. ¿Cómo? A través del denominado Crystal Face (frontal de cristal), que es la parrilla con cientos de cristales que se iluminan. Además, este modelo presume de un frontal aún más agresivo, la inserción de las siglas RS en el lateral, llantas de 20 o 21'', con carenado parcial.

En lo que respecta al interior, este nuevo modelo no presenta diferencias estructurales con respecto de la versión más normal: pantalla de la instrumentación de 5,3'' y un gran display de 13'' para el sistema de infotainment.

En este vídeo puedes ver el aspecto exterior e interior del Skoda Enyaq Coupé RS iV.

VIDEO

VÍDEO: El Skoda Enyaq Coupe RS iV por fuera y por dentro

En el caso del Skoda Enyaq Coupé RS iV, hay dos selecciones de diseño interior exclusivas: la primera de ellas es el RS Lounge: los asientos están tapizados con microfibra Suedia y con ribetes de color lima. Las costuras contrastan con el negro de los asientos, además de incluir tiras decorativas con efecto de fibra de carbono en el salpicadero y en los revestimientos de las puertas.

La segunda opción, también exclusiva, es la RS Suite: las fundas de los asientos son de cuero perforado y tienen ribetes y costuras grises, que también se encuentran en el volante deportivo multifunción, que contrastan con el color negro del cuero.

Si nos centramos en el volumen del maletero, el Skoda Enyaq Coupé RS computa 570 litros, sin olvidar la gran opción de huecos portaobjetos repartidos por todo el habitáculo.

Motor y consumos

La gama Skoda Enyaq Coupe presenta dos tamaños de batería y cuatro niveles de potencia, que se mueven entre los 132 kW y los 220 kW de la variante RS, y tracción trasera o integral.

En el caso del Enyaq Coupé RS, que es el que hemos podido probar, la batería es de 82 kWh, la potencia asciende hasta los 220 kW (295 CV), un par inmediato de 460 Nm que le permite alcanzar una velocidad máxima (autolimitada) de 180 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos. 

En cuanto al consumo oficial homologado del Skoda Enyaq Coupé RS iV es de 16,3 kWh/100 km, con lo que la autonomía queda fijada –según los datos de la propia marca– en 478 km.

Si buscamos alguna referencia similar, un modelo que se asemeja en el estilo coupé del Skoda es el Ford Mustang Mach-E (337 CV y 565 Nm, y tracción trasera). Este vehículo cuenta con una autonomía de hasta 600 km.

Prueba Skoda Enyaq Coupé RS iV dinámica trasera
Imagen dinámica trasera del Skoda Enyaq Coupé RS iV.

Comportamiento dinámico

Después de ofrecer todas sus bonanzas a nivel teórico, nos vamos a los hechos prácticos. La firma checa ha elegido como campo de prueba la localidad de Grosseto, en el Norte de Italia (entre Florencia y Roma). Me asaltan las dudas sobre si es el lugar ideal para esta prueba.

Varios son los motivos que me llevan a pensar así. Uno que nuestros vecinos italianos conducen como si estuvieran de rally. Y dos que el estado de las carreteras es penoso (y ahí incluimos también las autovías). Lo único atractivo, las curvas, que son estrechas y muy reviradas (punto positivo), pero tienen un asfalto deformado (punto negativo, sobre todo para mi espalda).

Arranca el recorrido por zonas urbanas, con lo que el terreno sigue siendo correcto, si bien el diseño de infraestructuras se asemeja a lo que tenemos en casa. Aun así, suplimos todo ello con el sistema de infotainment que, además de estar a la última gracias a las actualizaciones over-the-air, funciona a la perfección y nos evita problemas.

Me encanta el head-up display de realidad aumentada: hace que tu estrés no aumente sus niveles cuando te has perdido, aparte que tiene una imagen nítida y un comportamiento intuitivo.

Una vez paseado por la ciudad nos metemos de lleno en la autovía con el fin de ver las bonanzas y defectos de este Skoda Enyaq Coupé RS. En línea recta, modo Sport activado y dejando caer con fuerza mi pie en el acelerador, este coche eléctrico responde sin vacilar, y hace brillar el sol a pesar del que amaneció. Y eso que mueve 2.255 kg de peso total. No es un pajarito... 

La cuestión, duda o llámale problema –que no lo es tal, sino una cuestión de expectativas– es cuando llegan las curvas. Y eso que tenía unas ganas tremendas de meterlo en el que se supone que es su hábitat natural: tramos revirados.

Entre que el asfalto en algunos bloques no es que esté mal sino que es sumamente peligroso como vayas un poco lanzado y que el Enyaq Coupé no puede obviar las leyes de la física –altura y peso– por muchas siglas RS que lleve, la experiencia dinámica no es satisfactoria.

Por ir directo al grano. Al tren de rodaje del Skoda Enyaq Coupé RS no le sienta nada bien el terreno con baches. Transitar con este mastodonte de más de dos toneladas a cierta velocidad es una experiencia poco recomendable para el que conduce y para sus pasajeros, que se moverán como si estuvieran en una atracción de feria.

Esperaba tuviera más agarre en los giros, que en los cambios de apoyo no ofreciera un tren trasero tan juguetón (sin buscarlo). Pero no.

Si pensamos en las dimensiones del conjunto, que juegan un papel crucial para que las sensaciones dinámicas, nos daremos cuenta que no serán las mismas que al volante de un Skoda Octavia RS, pero pensaba que sería similar al del Skoda Kodiaq RS, por ejemplo. El apellido RS pesa e implica unas expectativas...

Buscamos ahora las cifras del consumo de batería. En parte inicial de la prueba y estrujando a la criatura todo lo que quise y más, el gasto se desató hasta los 27,4 kWh; en la segunda parte, mucho más calmado, el consumo se plantó en 17,5 kWh/100 km, un dato más cercano al oficial.

Prueba Skoda Enyaq Coupe RS iV silueta
Visto de perfil el Skoda Enyaq Coupé RS tiene un aspecto general muy proporcionado.

Precio

Skoda no ha hecho público el precio del Enyaq Coupé ni tampoco de la opción deportiva RS. Uno de los motivos es que la producción ha quedado detenida debido a la guerra entre Rusia y Ucrania. El proveedor de cableado estaba radicado en territorio ucraniano, y a la espera de que se encuentre un reemplazo, no se prevé que el Enyaq Coupé no vea la luz hasta principios de 2023.

Sea como fuere, es más que probable que sea el coche de coste más elevado de la gama Skoda.

Factores para decidir la compra

A la ventaja por aportar la etiqueta cero de la DGT debemos añadir que el Skoda Enyaq Coupé RS iV puede colmar las necesidades de aquellos clientes que quieran tener tranquilidad de cara al futuro y, al mismo tiempo, busquen un toque de deportividad y un diseño coupé. Eso sí, el desembolso económico será alto, casi igual que la paciencia hasta que llegue a España.

Ver otros acabados de Škoda ENYAQ Coupé
  • Precio

    0

  • Tipo de Motor

    Eléctrico

  • Cilindrada

    - cc

  • Par motor

    460 Nm / -

  • Potencia

    300 cv / -

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    570 L / 1.610 L

  • Aceleración 0-100

    6,5 s

  • Velocidad máxima

    180 km/h

  • Consumo oficial

    0 l/100km

  • Garantía

    3 años

  • Tipo de combustible

    -

Y además

Buscador de coches