Pasar al contenido principal

Nuevo Opel Corsa: primera prueba... ¡y buenas sensaciones!

Más compacto que utilitario, en el nuevo Corsa primará el dinamismo, la eficiencia, la tecnología, la seguridad... Se fabricará en España y tendrá versión eléctrica.

Prueba nuevo Opel Corsa 2020

Ser de los primeros del mundo en conducir un coche mola todo; hacerlo camuflado y que el secretismo enorme, todavía más; pero si ya se trata de la esperadísima evolución de un superventas que lleva en el mercado español desde 1982... ni te cuento. Bueno, sí que te cuento, sí: en TOP GEAR hemos asistido a la primera prueba del nuevo Opel Corsa y las sensaciones han sido muy buenas. ¿Por qué? 

Quitemos pegatinas (y no sólo por ir a un ritmo fuertecillo por carreteras secundarias y autopistas alemanas, que también) con palabras: aunque no podamos enseñártelo aún sin los vinilos de camuflaje, te harás una idea de por dónde van los tiros y de por qué el nuevo Corsa va como un ídem.

¿No? Pues mira, unas cuantas pistas: es 48 mm más bajo (1,433 mm), más largo (4,06 m), con una batalla superior (28 mm más - 2.510 mm-) y su maletero pase de los 289 a los 309 litros. El peso total se rebaja en 108 gramos, gracias, entre otras cosas, a elementos rediseñados como el capó, que ahora es de aluminio y está algo más separado del habitáculo. Todo lo anterior hace que sea más ágil, más dinámico, más cómodo y tenga más habitabilidad. 

Todo ello se ha conseguido, nos cuentan allí, gracias a que el Corsa es el primer Opel en estrenar la plataforma modulable CMP, para los segmentos B y C (utilitarios y compactos), lo que se traduce en que el nuevo Corsa -primera criatura de la marca ya bajo el paraguas del Grupo PSA (así es el nuevo Peugeot 208 eléctrico) y de fabricación española en la planta zaragozana de Figueruelas-, en cotas y comportamiento estará más cerca del Astra.Y, además, llegará al mercado en otoño con motores de combustión y, en el primer trimestre de 2020, con la esperada versión 100% eléctrica.  

Al volante del nuevo Corsa... de la nueva Opel

En esta primera toma de contacto por carreteras alemanas y francesas a unos cientos de km de Frankfurt, ya se nota que este Corsa ha sufrido una evolución mayor que un pokemon cuando se enfada: llevo toda la semana con el Opel Corsa GSI actual (yo creo que el color 'amarillo Pikachu' de mi unidad y de la que aquí hace de liebre ha disparado mis conexiones neuronales) y puedo asegurar que dinámicamente el nuevo Corsa está mucho más cerca de él. Por nuevo diseño, ligereza y reparto de pesos y debido, cómo no, a que una de las versiones probadas aquí (gasolina 1.2 T 130 CV y cambio automático de 8 velocidades (en las fotos que ves, con inserciones amarillas) sólo tiene 20 CV menos que el Opel Corsa GSI de ahora. ¿Significativo, no?

Prueba nuevo Opel Corsa 2020
Prueba nuevo Opel Corsa 2020

Tiempo habrá durante la jornada para constatar (y perdona el 'spoiler' a lo 'Juego de Tronos') que este motor es el que resulta más interesante, por respuesta, prestaciones y aprovechamiento de la caja automática: incluso en el modo normal (también pude trastear un poco con el Eco y el Sport), las marchas se engranan de manera rápida, y las levas en el volante son el complemento perfecto para unas 8 velocidades que, cómo no, están más pensadas -como tantas otras cosas del nuevo Corsa- para carretera que para ciudad. ¡Y qué carreteras!

Y hablando de spoilers, ahora se podrá elegir entre dos, según adelantan desde la marca (no tenemos más datos) para que seas tú el que adelantes en carreteras tan rápidas como las alemanas -muy presentes en el desarrollo del nuevo Corsa- si la situación (y la legalidad) lo permiten. 

Ahora, el motor 'pequeño'

Cambio de montura: misma carrocería de 5 puertas, pero con motor 1.2 de gasolina, de 100 CV manual, de 6 velocidades. Evidentemente, tras probar el otro, deja con un regusto agridulce, porque su empuje es moderado, pero el comportamiento dinámico ha ganado mucho y no desmerece. Además, tú sabes la verdad, yo sé la verdad, todos sabemos la verdad: la versión manual con esa potencia -y sin saber precios aún- será mucho más vendida en nuestro país que el 'pata negra' de 130 CV. 

Eso sí: la palanca de cambios manual resulta quizás un poco larga e imprecisa, sensación que confirmaré un poco después con lo bien resuelta que está la caja automática. De hecho, cuando volvemos al actual Corsa, a pesar del paso atrás en casi todo -estaría bueno que fuese al contrario-, parece que la respuesta del bloque 1.4 T de 100 CV es más agradecida debido al turbo y a lo vigente que sigue siendo el cambio manual (palanca más corta) de 6 velocidades que aún hay en los concesionarios.

Nuevo Corsa: bondades de serie

Así pues, aunque todavía no hayamos olido ni de lejos otras motorizaciones (y mucho menos, el Corsa eléctrico), parece fácil deducir que el chasis de esta sexta generación ha mejorado tanto que el salto cualitativo a ti también te parece más que notable: desde que te pones al volante, ya notas cambios acertados, como que la butaca está ahora 28 mm más cerca del suelo y las nuevas cotas también ayudan a un 'feeling' más positivo en todas las circunstancias (aquí condujimos a buen ritmo por autopistas, carreteras secundarias de montaña en seco y bajo auténticos chaparrones...) 

Además, el Corsa 2020 ahora con revestimientos más estudiados para reducir peso y elementos activos en el frontal facilitar el flujo aerodinámico.  

Se nota cómo se ha trabajado mucho también en la dirección, cuya asistencia se ha recalibrado para que sea mucho más comunicativa y precisa. 

El Corsa 2020, a pesar de ser aquí aún una preserie para las pruebas de validación, parece mucho mejor insonorizado.

Por no hablar de la iluminación: tanto delante como detrás, las ópticas se intuyen más cercanas al Opel Astra, con un marcado carácter horizontal, lo más importante, algo que ya podemos confirmar casi a simple vista tendrá unas luces adaptativas LED y Full LED "Intellix LED Matrix".

Prueba nuevo Opel Corsa 2020

Estas características mecánicas contrastan y para bien aún más cuando uno se siente en el Corsa actual equivalente, con motor 1.4 de 90 CV y cambio manual de 6 marchas: de pronto, el balanceo y la elevada posición de conducción dan una sensación muy desfavorable, acentuada con la lentitud del cambio y la rumorosidad del conjunto. Lo malo sería que te llevaras la impresión contraria, ¿no?   

Conclusión

En un momento en el que los SUV pequeños tipo crossover se están comiendo el mercado en las ciudades, a lo mejor no es tan mala idea que los utilitarios compartan plataforma con los compactos para que estos primeros 'crezcan' un poco en formas, comportamiento y motorizaciones.

Por eso, el nuevo Opel Corsa sigue esta tendencia claramente, y por eso también se ha buscado en su desarrollo más agilidad, dinamismo, comodidad, habitabilidad y eficiencia tanto en su uso -urbano e interurbano- como en la elección de su plataforma, antes mencionada. "Usarla nos da mucha versartilidad. En la fábrica de Zaragoza ya se está ensayando: cada dos o tres nuevos Corsa que se montan, ya están introduciendo uno eléctrico, para probar la linea de montaje y preparar a los operarios", nos cuenta José Luis Pérez-Freije, jefe del Programa de Motores. "Lo bueno de esta plataforma es que es como un armario de los que montas en casa: tienes la misma estructura y luego, dentro, puedes jugar con distintos elementos", remarca divertido (a la derecha de la foto).

Prueba nuevo Opel Corsa 2020
Prueba nuevo Opel Corsa 2020

Pues ya estamos deseando que llegue el Salón de Frankfurt 2019 para su puesta de largo, antes de que llegue a los concesionarios este otoño. 

Y además